Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Por qué contra el no nacido?

José Morales (Gerona)
Redacción
sábado, 11 de julio de 2009, 04:58 h (CET)
El cardenal Rouco afirma que le legislación pro-abortista "ha ido en línea creciente atentando contra la vida del no nacido hasta límites verdaderamente escandalosos desde el punto de vista ético y moral”.

Partiendo de ahí, declaró que “el magisterio de la Iglesia se ha ocupado muy cercanamente de los Derechos Humanos”. Para el cardenal, “no hay posible teoría de los derechos fundamentales capaz de realizarse de modo positivo si se prescinde de sus fundamentos y vínculos en relación con Dios”. “No hay –aclaró- libertad que se pueda defender contraria a la ley de Dios”.

Y es que tiene razón, puesto que si miramos el preámbulo de la Carta de los Derechos Humanos, vemos que tiene como objetivo “liberar a la humanidad del terror, la miseria y el miedo”, cuestiones muy debatidas en la II Guerra Mundial, como la igualdad entre hombre y mujer, los derechos de las minorías y de los pueblos colonizados, la instrumentalización del poder…

En todo caso el sujeto de los derechos humanos es el ser humano, por tanto, la interpretación de los artículos de la Carta sobre la defensa de la vida se “pueden interpretar”, al igual que ocurre con el de la Constitución española. Sin embargo, la legislación que se va desarrollando en la Europa libre y en América es una respuesta a la concepción del ser humano desde su concepción hasta su fin natural.

Pese a ello, desde hace relativamente poco, se está dando una legislación pro-aborto- que se impone hasta hoy, desgraciadamente, siempre en línea creciente atentando contra la vida del no nacido hasta límites verdaderamente escandalosos desde el punto de vista ético y moral.

Noticias relacionadas

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación

Mi discalculia

Algunos profesores de ciencias simplemente se contentaban con recordarme que no “servía para estudiar”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIV)

Aunque no sea por convicción sino por estrategia, es mejor no mentir ni ocultar la verdad

Sánchez habla de reconciliación mientras sigue abriendo viejas heridas

Quien salga elegido nuevo presidente del PP deberá aprender del pasado y devolverle, al PSOE del señor Sánchez, golpe por golpe, traición por traición

Pasado, presente y Casado

Diario de una no tan joven promesa a la que se le acaba el tiempo si no se lanza ya a la piscina
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris