Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Vampiros y la cruz. Nacionalistas y la bandera

Manuel Villena (Granada)
Redacción
sábado, 11 de julio de 2009, 04:56 h (CET)
En mi lejana juventud era aficionado a las películas de terror, las preferidas de la época eran aquellas en las que aparecía Drácula y los vampiros. En todas las versiones era denominador común que uno o varios vampiros, al menor descuido de la bella, inocente e incauta moza era atacada y mordida, en el cuello, para chuparle la sangre. La única herramienta eficaz para defenderse de tan malignos seres era mostrarles una cruz; en ese instante huían despavoridos.

En los tiempos actuales, en España, están ocurriendo situaciones semejantes. Nacionalistas de todo tipo y condición, aprovechándose del buenismo, candidez, inocencia y debilidad del indolente Gobierno Central atacan inmisericórdemente a los presupuestos, succionando todo lo que pueden y más. Hay una herramienta eficaz, enseñarles la bandera constitucional de España ( hecho ocurrido hace pocas fechas en el monte Gorbea); salen despavoridos.

Lo malo es que el cándido, inocente, débil, indolente y complacientísimo Gobierno Central da la impresión de ser masoquista y parece congratularse de que le chupen sin mesura los presupuestos, dejando a las regiones no nacionalistas sin apenas "una gota de sangre"

En esta situación los fondos "chupados" se les podían entregar envueltos en la bandera constitucional. No sé si serviría de algo, porque “ la pela es la pela”, pero por intentarlo que no quede.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris