Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Moda   -   Sección:  

Multitudinario desfile de Custo en Barcelona

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
sábado, 11 de julio de 2009, 04:34 h (CET)
Los jardines del Hotel Rey Juan Carlos I en Barcelona acogieron con entusiasmo el desfile de Custo. La cita era a las 21’30 horas, los camareros uniformados servían en copas de cristal vino, agua, cerveza, cava y te invitaban a entrar por el restaurante de verano, un vergel de flores y árboles que esa noche se convirtió en un hervidero de personas que hablaban de todo, del verano, de encuentros imposibles y de encuentros esperados y esta cita anual con el diseñador catalán, la crisis no estaba en boca de nadie, creo, sencillamente que una vez aceptada esta condición de que es imperante el cambio de forma de vida y apretarse el cinturón la gente nos acostumbramos a vivir de esa manera y estamos comunicándonos con los demás volviendo a la normalidad.

FIESTA EN LOS JARDINES
Los abundantes canapés de pan con tomate, foie, stick tartare, mini hamburguesas, gambas rebozadas, mini rollitos de primavera y a la hora de los postres surtido de pasteles la mayoría de ellos de diversos sabores de chocolate, amén de otras muchas más fruslerías. Fue una buena idea esa de tomar un aperitivo-cena antes del desfile ya que así estuvimos más tranquilos y con menos empujones como había sucedido en otras ocasiones en que Custo Barcelona invitaba después de ver sus prendas.

El ambiente se fue animando en este tiempo en que pudimos observar la inmensa y estrecha pasarela que se había construido sobre la parte central de la piscina existente en los jardines del Hotel. Una pasarela de madera donde, seguro, el equilibrio de las modelos debía ser casi perfecto puesto que a ambos lados de la misma seguía estando el agua aunque menos de la que habitualmente tiene.

Los jardines del Hotel Juan Carlos I nunca se vieron tan acogedores ni tan amplios, abrieron puertas y colocaron sillas con mucho mimo y estética para que todo el mundo, sentado o de pie, pudiera ver la gran pasarela.




Santi Millán y Rosa Orucha.


Tuvimos dos horas y media para estar tranquilos mientras degustábamos el aperitivo y nos íbamos encontrando con unos y con otros, fueron unas horas agradables en las que los pacientes camareros nos mimaron con sus ofrecimientos. Los personajes conocidos asistentes a este desfile fueron llegando y nos explicaron alguna de sus historias, el actor Santi Millán, bullicioso e inquieto, llegó acompañado de su mujer Rosa Olucha con la que tiene dos hijos, llevaba una camisa de colores discretos del diseñador de la noche: “Mira, me han invitado y tenía esta camisa, ¿qué mejor que lucirla hoy?” Santi es claro, directo y muy amable, le comenté que veía a su familia a través de las fotografías que salían en las revistas: “Si, yo nunca poso y eso se lo he dicho a los fotógrafos, pero si ellos están ahí no hago nada para impedirles hacer su trabajo”, me dijo que estaba muy contento porque en el trabajo todo le iba muy bien, que estaba trabajando y eso, hoy en día es todo un reto. Álvaro Bultó, intrépido aventurero, me aseguró que no había crecido ni había engordado que estaba como siempre, no sé, le comenté que le veía más alto y mucho más rubio, se rió, es divertido este Álvaro que compartió la primera fila con Daniela Blume esa mujer que hace poco estuvo en Supervivientes y salió antes de la cuenta porque ella ya estaba harta: “Es que ya no podía dar nada más de mi, era todo muy aburrido” , para redondear lo que me decía Daniela Álvaro aseguró que las pruebas eran muy duras: “Mira yo estoy acostumbrado a pasar pruebas, pues las de Supervivientes, ni una, yo nunca iría, además trabajar tan fuerte sin comer, me parece una barbaridad”.




Sandra Ibarra y Juan Ramón Lucas.


Para alegría mía encontré a Juan Ramón Lucas que vino acompañado de su pareja, la comunicativa Sandra Ibarra, Juan Ramón estaba muy feliz de venir a Barcelona, de estar en un desfile de Custo pero donde me pareció más él fue cuando me explicó que en el programa de radio se sentía muy cómodo y era uno de los trabajos que mejor se le dan y se siente más él como periodista. Sandra estaba contenta porque ya llegaban las vacaciones y tenía ganas de estar unas semanas relajada.




La modelo Carla Pereira y Custo Dalmau.




Espectacular vestido playero.




Un momento del desfile.


Cristina Piaget, la modelo, mucho más guapa que otras veces y un algo irreconocible presentaba al grupo de rock Johnny Price, Asdrúbal Ametller, ex marido de Bibiana Fernández, llegó acompañado de la guapísima actriz Yanira Farray, es su último amor y se les veía muy dedicados el uno al otro, Yanira me explicó que está trabajando en el teatro pero que últimamente tiene tratos para trabajar en una serie de TV, que no dijo por la cosa de la mala suerte, Yanira, joven, delgada, muy cercana y con un cálido acento en su hablar, llevaba un vestido largo de Custo que fue la admiración de la noche. Ella y Asdrúbal, una pareja guapa y cálida, él cubano y ella canaria. También nos encontramos con el modelo Rubén Cortada que es la imagen del último perfume masculino de Custo, José María Peiró, recién llegado de Galicia de vender su colección de vestidos de novia manifestó: “Soy amigo de Custo y nunca me pierdo sus desfiles pues siempre se aprende algo en ellos, además me encuentro con muchas personas que me gusta ver en este acto”, siguió diciéndonos que su colección de esta temporada: “Tiene mucho éxito, ¿sabes por qué? Al crear un vestido en dos la gente lo está aceptando muy bien y les parece una buena idea, he hecho modelos dos piezas que para la ceremonia son más delicados y en largo y luego se convierten en otro para la fiesta. Estoy contento” Peiró me dijo que iba a hacer unas cortas vacaciones en la Costa Brava donde vive la mayor parte del año y donde sus hijos en verano están súper contentos al tener el mar al lado de casa, luego se pasará unos días en Galicia donde tiene amigos y quizá se escape con Eli, su pareja, unos cortos días y sin niños a Ibiza pues es una isla que le atrapa. Cuando casi las luces se apagaban llegaron las autoridades que yo no vi pero estaban, me han asegurado que estaban, el alcalde Jordi Hereu, el representante de CIU Jordi Trías, la Consejera de Sanidad Marina Geli, a ella si que la vi y creo que iba muy adecuada por su cargo pero si un día Custo le hiciera un conjunto adecuado le daría una imagen mucho más viva, también estaba Alberto Fernández Díaz del PP y Maite Fandos, Regidora del Ayuntamiento.

EL DESFILE SOBRE EL AGUA
El color fucsia presidía la pasarela y con tres mil personas expectantes empezó el desfile, la mujer Custo es decidida, muy independiente, liberal y habla con el cuerpo a través de las diminutas faldas de colores, vimos trajes chaquetas con pantalón y con faldas muy minis, y vimos cómo volvíamos a los ochenta pues se marcan otra vez las hombreras, los colores de la temporada son los lilas, los morados, los rosados empolvados, los fucsias, algún rojo, los verdes y los azules para las mujeres y para los hombres se añaden los platas para los pantalones que combinan con chaquetas, trajes y con alguna camiseta. Custo Dalmau en este desfile mezcla prendas de esta temporada y hace un avance de lo que presentará en setiembre en la Fashion Week de Nueva York, pasarela donde exhibe sus novedades desde hace muchos años y en donde salió consagrándose al mundo. Es por eso que Custo nunca le da la espalda a su tierra pero es fiel a sus raíces americanas. La gran sorpresa vino cuando vimos en abundancia la presencia para la mujer de monos, monos no de mecánico, podrían también haber sido, pero no, Custo los ha adaptado a la mujer con mucha elegancia, con estilo, son monos con escotes palabra de honor, con tirantes o con un hombro al aire, monos pitillo la mayoría, sólo vi uno en pasarela de pantalón ancho confeccionado con tela de voile de seda, los otros todos muy por encima de las sandalias de tacón imposible, 12-14 centímetros y la mayoría ceñidos en la cintura, con mucha personalidad y los estampados que usa no son nada estridentes para seguir siendo llevables, los monos de Custo son de seda natural, los tejidos que usó para las prendas de esta pasarela eran de mucha calidad, ausencia absoluta para las mujeres de sus clásicas camisetas. Custo nos deja a las mujeres sin camisetas y nos viste con faldas cortas de vuelo con mucho aire y nos coloca en el cuerpo tops diminutos y bordados encima de vestidos o bien de camisas con mucho lujo de detalles y muy especialmente de colores tan favorecedores como los anteriormente dichos. A los chicos los viste con camisetas rayadas y trajes completos unos son más serios que otros y llegan a muchos de sus seguidores para convertirlos en clásicos de Custo mientras que otros, con dibujos más coloristas y mucho más alegres, sin para los más osados.

Los vestidos largos de Custo para mujer son como vestidos joya en donde abundan los labios de mujer estampados como si mandaran besos a todo el mundo mucho amor. Esos labios rojos se encuentran en ese vestido largo con fondo blanco desvaído y azules y grises además de cubrir la espalda al aire con un diminuto y juguetón mini jersei, este vestido conjuntamente con el trasparente tan apropiado para viajar en yates fueron las dos piezas más llamativas demostrando la espectacularidad de los modelos presentados, Custo no olvidó que en verano la gente va a la playa y exhibió un trikini y dos bikinis, las tres piezas mezcladas magistralmente en sus dibujos y en sus colores.

El diseñador tiene la capacidad de sorprendernos siempre aunque alguien pudiera imaginar que en su estilo puede repetirse, pues no. Su trabajo bien elaborado en su patronaje, tanto en hombre como en mujer, es un toque de alegría en la vestimenta de cada día y debería estudiarse en la Universidades el por qué de su éxito aún en tiempos en que la gente siente la necesidad de vestir de negro o de no entrar en detalles de vestuario pues hay que resolver otros temas.

Las camisetas, los trajes, los vestidos, los bikinis, los trikinis y algunos complementos más hacen de Custo Barcelona la alegría de la vida cotidiana, una forma de vestir, una forma de ser, una forma de actuar. Es mucho más que moda lo que presenta y representa Custo Dalmau, piénsenlo, ya lo verán. La noche acabó tomando copas, la luna decrecía, al día antes había sido plenilunio pero ella estaba allí para seguir también las joyas de prendas que Custo nos regaló porque toda la entrega se verá en Nueva York, quizá allí ya nos habrá devuelto a las chicas las camisetas.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris