Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

No hay que pasarse

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 11 de julio de 2009, 04:14 h (CET)
Me contaron en cierta ocasión, que un viejo político italiano dijo que “en política lo mejor es no hacer nada y encima no pasarse”.

Esta frase en cierto modo es el consejo que un veterano experimentado da a los jóvenes políticos y la verdad es que me da la sensación de que algunos de estos la conocen y la han puesto en práctica. Es el caso de Camps. El Gobierno de la Comunidad Valenciana, el Consell, presidido por Francisco Camps, se comprometió a construir, mediante convenio con un centenar de ayuntamientos, 22.000 viviendas de protección oficial entre 2002 y 2006, este es el año en que nos encontramos, 2009, y Camps sólo ha construido 432 viviendas de VPO.

Ante este hecho y teniendo en cuenta que en la Comunidad Valenciana hay 25.000 alumnos escolarizados en barracones y la cosa cada vez va a más; que la Sanidad funciona mal; que en Educación tenemos el fracaso escolar más alto de toda España; que el impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) en ingles durante el curso pasado fue un fracaso total y sin embargo la consejería de Educación ha dado órdenes para que se vuelva a dar en inglés en el próximo curso, añadiendo a esto el que se van a dar otras materias también en inglés, cuando no hay el mínimo número de profesores preparados para ello. Si en Servicios Sociales la gente necesitada está dejada de las manos del Consell. Hay que tener en cuenta que el grado de cumplimiento por parte de Camps de la Ley de Dependencia es mínimo. Y el tema de la vivienda ya vemos como está. Si tenemos en cuenta que la Comunidad Valenciana es la segunda más endeuda de España y los valencianos están sufriendo todo tipo de carencias mientras Camps, juega con barquitos, motos y montañas rusas, la cosa es para preocuparse.

Si estudiamos detenidamente todas estas circunstancia nos daremos cuenta de que Camps está siguiendo al pie de la letra el consejo del viejo político italiano…”lo mejor es no hacer nada y encima no pasarse” y le va todo de maravilla. Es incuestionable que a la gente le va más el incumplidor, prometer hasta el meter, que otro cualquiera que le pueda ofrecer realidades.

Se habla, se dice, se comenta, que Camps no hace nada. Y yo me pregunto: ¿para qué quiere hacer cosas si la gente cada vez le vota más? Camps, es un ejemplo para todos y su principal baza es la de echarle la culpa de todo al Gobierno de Zapatero mientras él no hace absolutamente nada. Yo entiendo perfectamente a Camps. ¿Si las cosas le van bien así para que cambiar? Por cierto en el hospital público de la alicantina Vega Baja del Segura, llevan 15 días sin aire acondicionado, soportando los enfermos temperaturas de 30 grados en sus habitaciones, les han dicho que irán efectuando las correspondientes reparaciones por secciones con lo cual puede que se llegue a navidades sin estar todo a punto. Pero si a Camps, le votan a pesar de todo esto ¿qué prisa hay en que el aire acondicionado vuelva a funcionar?

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris