Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Certera sentencia

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
viernes, 10 de julio de 2009, 03:50 h (CET)
Me alegro. Estoy seguro que se alegran todas personas de bien con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Esa sentencia ha dado carpetazo a las organizaciones que colaboran con ETA. Son ETA. Batasuna y todos sus sucedáneos tienen cerradas las puertas del reconocimiento futuro. Y hay que procurar que no quede resquicio de duda.

Lo triste es que haya sido necesario llegar hasta aquí, escuchando verdaderas barbaridades a las que también ha hecho caso el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Hasta el propio Pachi López se ha brindado a sacar la bandera del colaboracionismo durante los meses de la negada negociación. Estamos ante el fin de la mafia abertzale, de los cuentos batasunos y sus acólitos, del compadreo del PNV y –no lo dudo ni un solo momento- ante el fin de ETA, a quien no le quedaría ningún telediario, si no es por el apoyo y la ayuda que brindaron a la banda, tanto el presidente Zapatero como la dejadez de los mandos de la Ertzaintza.

El otrora partidario de la negociación política con ETA, Pachi López, ha abierto la esperanza en el País Vasco. Pero lo más importante es que ha arrastrado al presidente del Gobierno en ese mismo credo. Al menos eso se deduce de sus recientes palabras en la entrevista con Pachi: “una misma política antiterrorista en el País Vasco y en España”. Pues eso: así sea.

La Corte de Estrasburgo ha dicho que ya está bien de tonterías abertzales, aunque con otras palabras. La ley de partidos ha salido reforzada, con lo que el PNV se ha dado un brutal batacazo, dado que fue el primer partido que la denostó y la formación que siempre ha ‘tonteado’ con la banda, por miedo y coincidencia en muchos de los credos.

El rompecabezas da la razón a los demócratas. El PNV vuelve a quedarse solo. La Corte de Estrasburgo ha reconocido que las formaciones ilegalizadas “tenían un compromiso con el terror” y se encontraban enfrentadas a la democracia, además de apoyar sin ningún rubor a la banda terrorista más sangrienta de cuantas han actuado en España; a mucha distancia de Terra Llivre, Exercito Guerrilleiro do Pobo Galego y GRAPO.

También es el momento de echar la vista atrás y recordar que el Gobierno español apoyó la puesta de largo de esas formaciones comprometidas con el terror en el parlamento de Bruselas. Incluso es el momento de que pidan perdón quienes creían en la estupidez de la negociación política, aunque hoy aparezcan reconvertidos. Lo importante no es lo que se come, sino cómo se come, decía Epícteto.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris