Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Día Mundial de la Población

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 9 de julio de 2009, 04:34 h (CET)
En la asamblea extraordinaria de la ONU celebrada en Nueva York, se examinó cómo se están cumpliendo las medidas contraídas en El Cairo, al final de la última Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo.

Las connotaciones se expresan con los acontecimientos: créditos ceñidos a objetivos de descenso demográfico, planes de apoyo que fomentan el uso de anticonceptivos y campañas de castración ejecutadas con artimañas, entre otras.

El 11 de julio de 1987 la población mundial alcanzó la cantidad de 5.000 millones de mortales. A partir de ese día, y a iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas, se festeja el Día Mundial de la Población.

El desarrollo de la población es muy vertiginoso y origina una pequeña intranquilidad entre los expertos. Temen por los recursos útiles; el agua, los suelos de labranza, los comestibles, el cuidado sanitario y educativo y el desgaste del medio ambiente.
En este momento somos más de 6.000 millones de ciudadanos en el mundo y las estimaciones superan los 11.000 millones de mortales para el año 2050.

Sin embargo, el Secretario General de las Naciones Unidas, en la alocución voceada con motivo del Día Mundial de la Población de 1999, el año en el que se alcanzó los 6.000 millones de moradores del planeta, nos rememora que no todo son números:
"La población no sólo es cuestión de números. Es una cuestión de seres humanos, una cuestión de individuos, una cuestión de cada uno de nosotros. Se trata de que cada mujer y cada hombre sean capaces de tomar decisiones libres, informadas y en igualdad, incluyendo el tamaño de su familia y el espaciamiento entre sus hijos. Se trata de que cada hombre y cada mujer sean capaces de mantener a los hijos que eligieron tener, de asegurar su bienestar y de darles una vida digna. Se trata de la libertad individual, de los derechos humanos y del desarrollo sostenible para todos."

Por ese motivo, una existencia decorosa pasa por un reparto más equitativo de los caudales del mundo, por la cooperación y la solidaridad y por el respeto a nuestros semejantes.

Agustín de Hipona asevera; “Lo que sobra a los ricos es patrimonio de los pobres”.

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris