Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Fantasía y fantasmagoría

Mario López
Mario López
jueves, 9 de julio de 2009, 01:18 h (CET)
Una persona sin imaginación hace todo lo que se le dice. La imaginación nos permite representar mentalmente una realidad diferente a la que se nos pretende imponer y sopesar los pros y los contras. En definitiva, gracias a la imaginación decidimos. No es, por tanto, un don de artistas sino una facultad inherente a cualquier ser humano que no sufra una discapacidad mental.

La fantasía ya es otra cosa. El diccionario de la RAE, en su cuarta acepción, la define como el grado superior de la imaginación; la imaginación cuando inventa o produce. Un cuento, una canción o un buen aforismo son fantasías. Estamos acostumbrados a oír decir de algunos personajes públicos que tienen mucha fantasía, en sentido peyorativo. Pues es un error muy grave. La fantasía es le grado superior de la imaginación, es la capacidad de crear. Lo que ocurre es que se ha hecho muy común entre nosotros confundir fantasía con fantasmagoría que es, según el diccionario de la RAE en su segunda acepción, la ilusión de los sentidos o figuración vana de la inteligencia, desprovista de todo fundamento. Fantasmagóricos célebres son nuestro alcalde el Faraón y su amiga-adversaria la lideresa. Y el colmo del fantasmagórico, Aznar, que se cree un Napoleón tejano con la pluma de Rainer María Rilke; y todos sabemos lo que le cuesta ganar una partida de dominó en Quintanilla de Onésimo o enterarse de la inexistencia de armas de destrucción masiva o conducir con prudencia.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris