Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El narcisismo de Zapatero

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 8 de julio de 2009, 08:34 h (CET)
Si hay algo de lo que un buen estadista, un gobernante sensato o un presidente de gobierno debe apartarse como el fuego del agua, sin duda debe ser el creerse en posesión de la verdad absoluta, autocalificarse como infalible y caer en la tentación de aplicar, como regla fija de su actividad de gobernante, el marcarse como meta el hacer siempre lo que le dicte su propia voluntad, sin dejarse aconsejar por las personas expertas en los temas básicos que todo bueno gobierno debe tener en cuenta si, lo que se pretende conseguir, es sacar adelante a la nación e intentar contentar a la ciudadanía que ha puesto su confianza y el destino del país en sus manos. Estos días hemos tenido ocasión de comprobar, si es que todavía dudáramos del concepto que tenemos de él, como nuestro presidente, el señor Rodríguez Zapatero –acaso por mimetismo de los que están haciendo sus amiguetes de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba y todo el largo etcétera de repúblicas bananeras de América del Sur –, enfurecido por haberse quedado solo defendiendo el cierre de la central nuclear de Garoña, sin otro argumento que esgrimir que recordar que, en su programa electoral había prometido,¿ lo hizo de verdad?, “cerrar todas las centrales nucleares”; se ha visto obligado a aceptar una moratoria, una componenda que, como todas, no es más que un querer y no poder, un empaste mal colocado o una chapuza política, consistente en prorrogar el permiso a la central de Garoña hasta el próximo 2013.

Las formas utilizadas para expresarse a la audiencia de la Escuela de Verano Jaime Vera, nada tienen que ver con sus primeras declaraciones del mes siguiente a aquel en que ganó sus primeras legislativas al PP: ¿Recuerdan sus buenos propósitos de diálogo?, ¿alguno hace memoria de aquel latiguillo que tan famoso se hizo, del “talante”? De todo ello ya no queda ni rastro y ahora, cuando ya está cansado de mentirnos y engañarnos una y otra vez; cuando ha dado la medida de su incompetencia dejando que España sea la nación de Europa con más paro (el doble del europeo); estemos endeudados hasta la coronilla; nuestra producción industrial no pasa mes que no se desplome más; ha sido incapaz de aceptar la perentoria necesidad de emprender una reforma laboral a fondo y se ha puesto por montera los informes de la CSN, los consejos de sus asesores y el más elemental sentido común – una central nuclear amortizada, que todavía puede rendir servicio durante 10 años y en buenas condiciones de seguridad y que representa el 1’8% de la producción de energía eléctrica del país; por cabezonería, por no querer dar el brazo a torcer y por fanatismo izquierdista, está dispuesto a cerrarla –, se niega a admitir que las necesidades energéticas de España precisan de todo el suministro disponible y que, la sustitución completa de la energía atómica por las llamadas energías renovables no es más que una utopía de una mente obcecada y desesperada, cuando ha podido comprobar que todas las ideas que ha puesto en práctica para paliar la recesión, han sido meros parches que no han hecho más que conseguir alivios transitorios ( vean lo que está ocurriendo con los 8.000 millones de euros entregados a los municipios utilizados para obras perfectamente prescindibles y cuyo resultado en el desempleo, aparte de incompleto, no supone más que aplazar la recaída durante los meses de verano) sin que ninguna de ellas haya contribuido a mejorar la liquidez de las industrias, de las pequeñas empresas y de las familias.

Lo que le ocurre a Zapatero es que es un verdadero negado para los temas económicos, lo cual, hasta cierto punto, sería admisible si se dejara aconsejar por personas capacitadas en la materia; pero es tan fatuo, tan creído de si mismo y tan poco flexible en sus decisiones que, en estos momentos estoy convencido de que se ha convertido en un personaje peligroso para los españoles. Le encanta hablar de sostenibilidad sin que, al parecer tenga idea de lo que significa este vocablo. Díganos señor Zapatero ¿cómo va usted a “sostener” la economía española si dependemos en el aspecto energético de Francia y Argelia? ¿Le parece a usted prudente, cuando tenemos déficit energético, que prescindamos de una de las pocas fuentes de este suministro?, ¿qué les dirá usted a los españoles cuando la sequía haga inservibles las centrales hidroeléctricas, o el viento se pare y los molinos ( carísimos de instalar y de mantener) se queden con las aspas paradas, destrozando con su fría imagen metálica el paisaje? Y los ecologistas, estos que tanto se oponen a la energía nuclear (será en España porque en el resto de países, incluida la vecina Francia, se están construyendo nuevas centrales atómicas) ¿qué dirán cuando estemos a oscuras?, ¿sabe usted, señor Zapatero, que en estos momentos se están construyendo 52 nuevas centrales de energía nuclear en todo el mundo? Pero el señor ZP, aunque no es religioso, sí parece ser más papista que el Papa y el solo quiere imponer su criterio al resto del mundo, como nuevo Don Quijote, pero eso sí, con menos sensatez que el hombre de La Mancha.

Pero lean ustedes estas perlas de ZP. “Este es el momento de evitar la próxima gran crisis internacional, que puede ser la crisis de la sostenibilidad” ¡Pero señor mío, deje usted de pensar en el futuro y céntrese primero en salir de la que tenemos ahora que, así como vamos, es posible que enlace con esta otra que usted nos anuncia!, otra, “Esto dar poder a la gente y quita poder a los poderosos. Es un debate crucial” Vamos a ver si me aclaro con usted, señor ZP, que no entiendo que esto de las energías renovables sean, como usted dice:” democratizadoras de la economía”. Por lo visto insiste en que “las comunidades de vecinos podrán ser productores de energía” ¡Hombre! puede que se pueda emplear, debidamente canalizado, el gas metano de los inodoros, porque si resulta que se refiere a los paneles solares, aunque se han hecho obligatorio ponerlos, se ha calculado que cuestan más porque deben ser restituidos antes de ser amortizados. La prueba de ello es que varias de las empresas que los fabrican han tenido que acudir a los ERE’s. Si no supiera que usted lo ha dicho me parecería un chiste, y lo peor es que, además un chiste de mal gusto cuando, no para las futuras generaciones – que van a quedar endeudadas de por vida gracias a las cargas de deuda que les vamos a dejar – sino para las presentes, se nos ha anunciado un aumento de un 12% de las tarifas eléctricas ¡Una buena manera de ayudar a recobrar la competitividad a nuestras empresas y a favorecer la contratación de personal! ¡Ah! Y, ¿no son “poderosos” estos propietarios de las eléctricas? Porque ha sido muy chusco esto que nos ha dicho ZP respecto a que las energía renovables “dan poder a la gente y quita poder a los poderosos” Lo que no acabo de entender es que, si piensa de este modo, ¿cómo es posible que empezara por entregarles 50.000 millones de euros a los bancos y ahora ha hecho una provisión de 90.000 millones de euros más para ayudar a las Cajas? ¡Y yo que siempre había pensado que los más capitalistas, los más poderosos y los que ganaban más dinero a costa de los ciudadanos, eran precisamente los banqueros y los directivos de las Cajas! ¡La verdad, señor ZP, a usted ni el mismo Belcebú es capaz de entenderle!

Noticias relacionadas

Desmantelando España

Más fácil es reprimir la primera codicia que satisfacer la próxima” Benjamín Franklin. Político y científico estadounidense

Prensa, TV y radios catalanas apoyan el 1ºO

Iglesias alienta la consulta y Sánchez juega a dos barajas

El momento de la tenebrosidad en escena

Andamos crecidos de falsedades. Nos desbordan

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris