Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El hombre de hierro

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
martes, 7 de julio de 2009, 04:29 h (CET)
Permítanme que no comente nada de Cristiano Ronaldo porque no voy a aportar nada nuevo a todo lo que hayan podido leer. Tampoco vengo hoy a contarles mi impresión sobre el Tour de Francia porque el ciclismo es mi gran laguna y hay compañeros mucho más aptos para hacerlo. Hoy quisiera hablarles de un deporte minoritario en el que tenemos a un campeón del mundo: Javier Gomez Noya.

Javi Gomez Noya es un chico normal, de 25 años, precoz en su modalidad, para quien no lo sepa el triatlón, un deporte tridisciplinar que consiste en nadar una distancia de 1,5 kilómetros, seguidamente hacer en bici cuarenta y por último correr otros 10 kilómetros, hablando en distancias olímpicas. Esto es un triatlón a secas, aunque la modalidad que más tirón tiene entre los aficionados que practican este deporte es el Ironman.

Un Ironman es un triatlón multiplicado por cuatro, por definirlo de alguna manera. Las distancias que los deportistas afrontan son de 5 kilómetros en el agua, 180 sobre la bici y 42 (un maratón) corriendo. Todo ello enlazando una disciplina con otra y sin descanso para nada. Imagínense el tiempo que pueden tardar en completar todo el circuito y el duro entrenamiento que llevan a cabo para prepararlo, impensable para un futbolista, ese señor que se cansa por jugar dos partidos a la semana.

Javi Gómez Noya, reciente campeón de Europa de triatlón, compite prácticamente todos los domingos en distintas ciudades del mundo. Y no alega cansancio alguno cuando no está al nivel que de él se espera. En los últimos Juegos Olímpicos, pese a la lesión que arrastraba, logró un cuarto puesto que le dejó a sólo una posición del bronce.

El caso es que ayer hojeando la prensa deportiva y general me di cuenta de que España tiende a cero, como lo hacían las ecuaciones indescifrables del bachillerato. Cristiano Ronaldo, sus abdominales y su pendiente en la oreja copaban todos los titulares. Para este país es más importante que un jugador nuevo llegue a un equipo de fútbol a que un deportista español sea campeón de Europa. Después reivindican Juegos Olímpicos y Campeonatos del Mundo…

No seamos ineptos y hagamos las cosas bien. Javi Gomez Noya es el mejor del mundo en su deporte y nadie lo ha tratado como tal. Son deportistas de su talla los que tenemos que llevar por bandera cuando reivindicamos unas Olimpiadas. Desde aquí, mi más sincera enhorabuena a Javi Gómez Noya, el hombre de hierro.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris