Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Me siento engañado

Manuel Villena (Granada)
Redacción
lunes, 6 de julio de 2009, 22:02 h (CET)
Corría el año 1973, era estudiante del extinto COU, recuerdo que en la asignatura Historia Contemporánea teníamos un profesor de aspecto regordete y bonachón, y que con el paso de los años le añadí los adjetivos osado e iluso. Estudiando la Revolución Francesa nos hizo mucho hincapié, en que aquel trascendental acontecimiento histórico fue obra de la burguesía para acabar con los privilegios del Antiguo Régimen Feudal. De la R. F. nacería el proceso constitucionalista, que traspasando las fronteras galas se extendió por el mundo entero.

A propósito de la Constitución nos inculcó,¡en aquellos tiempos! que era la Ley de leyes de un estado y que nada ni nadie está por encima ni contravenirla puede.

A raíz de la aprobación, por el Parlamento Catalán, de la ley de Educación Catalana no han faltado entusiastas voceros que proclaman, sin pudor alguno, que esta ley está blindada por el zapateril Estatut. Es decir que dentro de la Constitución puede existir un agujero negro.

Ante esto me siento engañado ¿Me engañó mi osado e iluso profesor? ¿Me están engañando los indolentes y acomodaticios político, que entre otras cosas han jurado la Constitución?¿A caso me engañará el hiperpausado, superíntimo y megareflexivo Tribunal Constitucional? Sin duda alguien me engaña.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris