Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Un inestimable tesoro

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
lunes, 6 de julio de 2009, 15:55 h (CET)
Al final de su paso por la tierra Jesús manda a los discípulos diciéndoles “id y enseñad”. Estos empezaron con valentía y audacia, a enseñar la verdad que habían vivido y visto con Jesús. Comenzaron los obstáculos, y más tarde la persecución, pero a pesar de ello no se acobardan, no se apartan, traspasan Palestina, alcanzando Asia Menor, Grecia e Italia y llegan a hombres de toda cultura, posición social y raza. Es sorprendente que estos hombres no tenían una cultura, ni formación, pero si tenían una gran fe. Gracias a ellos el mundo conoció a Cristo.

Hoy, nuestra sociedad está sufriendo un ataque a nuestra religión, al cristianismo, en la mayor parte de los medios de comunicación. Pero nosotros no podemos dejar nuestras creencias, nuestra fe, solo cuando asistimos a Misa u otro medio de formación y, luego no transmitirla.

No olvidemos las palabras de Jesucristo: “El que quiera venirse comigo que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y que me siga”. ¿Aún no nos hemos dado cuenta que hay “ganancias” que destruyen la vida del hombre y de la sociedad? Si miramos a nuestro alrededor los ejemplos son incontables: orgullo, soberbia, avaricia, lujuria, afán de poder, envidia, ira…

¿Como pelean los aficionados al fútbol, o a la política?, ¡por ejemplo!

Al acabar el año dedicado al apóstol Pablo, recordemos que Dios lo llamó con signos muy extraordinarios, pero el efecto que produjo en él es el mismo que ocasiona la llamada específica que Dios nos hace a muchos para que le sigamos en medio de nuestras tareas ordinarias.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris