Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dios es para todos

Josefa Romo (Cáceres)
Redacción
lunes, 6 de julio de 2009, 15:13 h (CET)
Al pasar las páginas de un diario, he disfrutado, agradecida, de los versos del poema nº 60 del libro de Juan Ramón Jiménez “ Dios deseado y deseante”. Enseguida cruzaron mi memoria, algunos conversos del siglo XX que, de modo súbito algunos, se encontraron con Dios: el periodista André Frosard; Paul Sartre; Camus; Gramsci; García Morente; Svetlana Stalin, la hija del dictador comunista ruso; la ex -senadora socialista Mercedes Aroz, etc. “Partimos de Dios/ en busca de Dios/ sin saber qué buscamos… ¡Se me está viniendo Dios/ en inminencia de alma!/ Se me está acercando Dios/ en inminencia de amor! ¡Se me está llegando Dios/ en inminencia de Dios/” (Juan Ramón Jiménez).

A Dios no le condicionan los colores ni los credos cuando a un alma se acerca, Él que es Amor y se desvela a quien no le rechaza, a quien camina con espíritu recto aunque esté confundido, a quien busca la verdad y ama la vida de todos, a quien reprime los malos deseos y aparta los malos pensamientos. “Sólo Dios llena el alma…, y la llena toda” – decía el joven beato Rafael - y, como expresó Santa Teresa, “quien a Dios tiene, nada le falta. Sólo Dios basta”. Lástima que algunos busquen la felicidad en donde anida la tristeza y la amargura y no se acerquen a beber del pozo de amor que da la paz y el consuelo: Dios.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris