Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Vacaciones en casa

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 6 de julio de 2009, 06:53 h (CET)
En esta época de convulsiones financieras, poco dinero en el bolsillo y menos plata en el banco, una alternativa a las vacaciones, obligadas por el trabajo o forzadas por la empresa que cerró, presentó un ERE, hizo un convenio de vacaciones adelantadas o cualquier otra fórmula ideada para aliviar las cargas de personal, es pasar estas vacaciones en casa.

En ocasiones, se plantean las vacaciones como si de un segundo escenario se tratara pero se hace lo mismo aunque en otra ubicación, a veces más incómoda que en casa y, por supuesto, con gastos adicionales, así sean de alquiler de bungalow, la parcela en el camping, la autocaravana y no digamos el alquiler de un apartamento o habitación de hotel. Del coste de los viajes ya ni hablamos.

A buen seguro que en la residencia habitual de cada uno hay cosas interesantes por hacer o lugares para ver, susceptibles de llenar las horas de ocio sin apenas costes adicionales a la vida normal de cada uno, ya de por sí bastante restrictiva debido a la crisis.

Quedan fuera de este contexto los funcionarios y funcionarias públicos que viven de la Administración del Estado en sus diferentes facetas que tienen su salario asegurado, en tanto la caja de ahorros local mantenga sus líneas de financiación a las entidades locales, administración autonómica o central.

Estos colectivos funcionariales y más si ambos cónyuges disfrutan de la misma situación laboral, no sólo no han notado la crisis sino que viven con mayor poder adquisitivo dada la recesión económica. Aquellos que se quejaban sistemáticamente de sus salarios más bajos que los empleados en el mundo laboral convencional, son ahora conscientes de las sabias palabras de José María Aguirre Gonzalo (1897-1988) el que fuera uno de los insignes bancarios españoles, empleado de banca que no dueño; él fue presidente de Banesto y tuvo sabias palabras, además de sabias actuaciones como la creación de la constructora Agromán. Decía Aguirre: “El pan de la Administración es escaso pero muy blanco”. Significando con ello que si bien los salarios puedan ser bajos, tienen asegurado su cobro. Siempre y cuando no se llegue a la actual situación de California en que su forzudo gobernador, Arnold Schwarzenegger, ha decidido pagar a sus proveedores con pagarés al mes de octubre; cabe esperar que se hará cargo de los quebrantos bancarios.

El resto de los mortales trabajadores ajenos a la Administración del Estado harán bien en buscar alternativas de ocio alrededor de su casa, a fin de seguir con su estrangulada economía familiar y disfrutar en paralelo de unas merecidas vacaciones; aunque sólo sea por la tensión que han vivido mientras sus patronos, más tensos aún, luchaban por mantener a flote sus negocios sobre la base de mantener activos a sus clientes, los cobros al día que éstos puedan y las estructuras de costes equilibradas a esas ventas, en su afán de hacer lo imposible por no cerrar la empresa que no el negocio, pues negocio hace tiempo que dejó de ser.

Nada más lejos de lo aconsejable que enredarse en pagos aplazados de vacaciones, con el humano sentimiento de que las cosas cambiarán y en un futuro inmediato se podrá hacer frente a los pagos de la agencia de viajes. Esto encierra una media verdad: Las cosas cambiarán, sí, pero no a mejor en un futuro inmediato, razón por la que no podrán hacerse frente a los pagos de las vacaciones y la agencia de turno o el banco financiador, va a ponerse muy serio para tratar de cobrar su crédito.

Mejor buscar las opciones de ocio que nuestro municipio nos ofrece. Si hay una playa próxima, como los turistas extranjeros que vienen atraídos por el sol y playa, es lo más barato; siempre que volvamos a almorzar a casa o se lleve uno los bocadillos hechos de casa, pues si se pretende comer en el chiringuito, ya vamos mal.

Si no hay playa, a buen seguro habrá una instalación municipal con piscina. Es sabido que los ayuntamientos que se precian han construido todos un polideportivo y un centro de convenciones. Esta última instalación no la recomiendo para las horas de ocio, pues al estar normalmente huérfana de otras instalaciones que son consustanciales con ella, como alojamientos adecuados y otros servicios de calidad, pues los congresistas precisan de cierto entorno para alquilar los palacios de congresos, conlleva la infrautilización del recinto y por ende, su escaso mantenimiento, por lo que el aire acondicionado tal vez funcione, pero no cumpla su cometido.

Pero sí habrá alguna sala de exposiciones refrigerada. No es muy importante, en este contexto, lo que se exhiba en ella, pero a buen seguro les dará que hablar, además de haber pasado un rato al fresquito y haber aprendido lo que la administración local es capaz de organizar con nuestros impuestos municipales y con los 8.000 millones que el gobierno central ha repartido (o repartirá) entre ellos.

Y si no hay una sala de exposiciones, casi seguro que hay un proyecto municipal sometido a información pública y las dependencia municipales están siempre bien refrigeradas. Es muy entretenido y educativo socialmente hablando, lo que se puede aprender de la indagación en un proyecto en esta fase. Además, el día de mañana, conseguida ya una prejubilación o jubilación plena, podrá uno percatarse de la diferencia entre el proyecto aquel que fue sometido a información pública y lo que luego ha resultado en la realidad. Eso da una idea también de la dimensión política y la capacidad gerencial de los ediles.

En cualquier caso, no hay que desesperar por no hacer vacaciones en Playa Bávaro o Punta Cana; la mayoría de los viajeros a esas playas pasarán el año pagando las vacaciones y la suerte quiera que no tengan dificultades para hacer frente a su compromiso de pago. El pueblo de cada uno ofrece enormes posibilidades de distracción en tiempo de vacaciones sin necesidad de cambiar de casa ni variar la composición de los gastos domésticos.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris