Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Honduras víctima de la nueva URRS americana

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 6 de julio de 2009, 06:52 h (CET)
“Nunca segundas partes fueron buenas”, reza el refrán y si, por añadidura, las primeras, las originales, resultaron ser catastróficas para muchos millones de rusos y constituyeron la causa de millones de pérdidas de vidas de aquellos infelices agricultores a los que se quiso reconvertir en obreros industriales por el infumable señor José Stalin, uno de los mayores tiranos que ha conocido la humanidad; es evidente que lo que está ocurriendo entre Honduras y sus vecinos los estados izquierdistas integrados en la Organización de Estados Americanos, no hace más que confirmarnos hasta donde pueden llegar aquellos que valiéndose de la demagogia, la mentira, la opresión y la propaganda han conseguido iniciar en Hispanoamérica una reconstrucción, corregida y aumentada, de lo que fueron los orígenes de la Unión Soviética.

El señor Hugo Chávez ha demostrado con su comportamiento totalitario, amenazante, chantajista, desmadrado y carente de credibilidad, ante lo que debería ser un frente común contra la amenaza del cáncer comunista que se está gestando en los países del llamado Cono Sur americano; que, comenzando por los EE.UU de América cuyo presidente, el señor Obama, parece que no sabe ver lo que se le viene encima –cuando se ha dedicado a rectificar la política de contención llevada a cabo por el señor Bush, para entrar en una dinámica de compadreo y cesiones ante aquellos cuyo único objetivo, como se viene demostrando, es erradicar el régimen democrático y ponerle problemas a su proverbial enemigo del norte, los EE.UU. – y siguiendo por las naciones europeas que, fieles a su papanatismo democrático que las caracteriza, parece que estén esperando que cualquier reyezuelo sea destronado de su puesto para rasgarse las vestiduras y clamar venganza contra quienes, con muy buen sentido, se libraron de él con el aval del Tribunal Supremo de la nación y del propio Parlamento, por el único medio que existe para deshacerse de un dictador totalitario: mandarlo fuera de casa.

Nada hay más que amenazar a una nación independiente, celosa de su soberanía e impregnada de espíritu patriótico, basándose en una supuesta venganza por el hecho irrefutable de que el señor Zelaya, engañando a los propios que le votaron, pretendiera evitar el espíritu de cualquier país democrático, convocando a un plebiscito ( fácilmente manipulable en países donde el poder se impone mediante el chantaje, la opresión y el miedo) para intentar imponerse a los ciudadanos, obligándoles a soportar un régimen inderrocable en las urnas; es algo que no entiendo como pueda haber calado tan hondo en occidente y que, por añadidura, haya sido aceptado como bueno por el mismo señor Obama que, por lo visto, no ve con malos ojos que las dictaduras izquierdistas de sus vecinos se impongan en toda Sudamérica, para así reeditar una segunda dictadura comunista, a semejanza de la tristemente recordada URRS.

Pero es que el contubernio perpetrado por los dictadores que imponen su ley en la OEA, la parafernalia que ha acompañado a la expulsión del señor Zelaya de Honduras y la serie de intrusiones en la soberanía de un país, coacciones económicas en su contra, discursos cargados de la más pura demagogia, propia de la izquierda marxista e, incluso, amenazas de intervención directa por medio del uso de la fuerza, vertidas por el siempre belicoso señor Chávez –amigo de Zapatero y artífice de la más intolerable ofensa a nuestro país en la persona de SM el Rey, al que insultó, impunemente, desde el remedo de televisión pública de la que se ha apropiado – que ha amenazado con un “baño de sangre” sin que, de inmediato, fuera rectificado y desautorizado por países en los que se supone que estos métodos extremos están descartados por antidemocráticos y contrarios a las leyes internacionales; como pudieran ser España, Francia y Alemania, para no mencionar los más interesados ( ¿o, puede que no?), por estar más afectados por la cercanía de una segunda Cuba al sur de sus fronteras, convertida en un nuevo foco de tensión y una amenaza contra sus intereses económicos en toda Hispanoamérica, los EE.UU.

Sin embargo, existe un factor que parece que estos señores, que tanto se han alarmado porque uno de sus vecinos se haya rebelado en contra de la dictadora comunista, no han tomado en cuenta y es que, como les ocurre a todos aquellos en que sus ciudadanos son descendientes, en gran parte, de los españoles; no hay forma más eficaz de unir a todos los habitantes de una nación que intentar imponerles algo desde el exterior, darles la sensación de que desde otros países se intente intervenir en sus propios asuntos o que existen conspiradores, por muchos y fuertes que estos sean, que quieran atentar contra sus instituciones, sus derechos como nación independiente y su honor como ciudadanos libres y capaces de solventar dentro de casa todos los problemas domésticos; máxime, si como ocurre en reste caso, la rebelión ha sido incruenta, apoyada por el propio Tribunal Supremo y avalada por el Parlamento de la nación que, en definitiva, son los encargados de controlar al Ejecutivo, cuando éste utiliza impropiamente los poderes de que ha sido dotado y pretende imponer a la ciudadanía unos métodos propios de las dictaduras..

Lo que sucede es que, después de tantas alharacas, tanta propaganda y tantos aspavientos es muy posible que el señor Chávez y aquellos que lo apoyan, se encuentre en una situación complicada como parece insinuarse que se va a plantear con el fracaso de las gestiones llevadas a cabo por el señor Insulza, secretario general de la OEA, en su reunión con el señor Ortez, canciller de Honduras, quien ya ha dejado claro que “ningún organismo internacional puede intervenir en un país para poner o quitar un presidente, porque es atribución de los pueblos”. Se olvidan, los señores de la OCA, que en Cuba utilizaron las mismas amenazas con Fidel Castro y vean ustedes los resultados que obtuvieron ¡el ridículo más espantoso!, porque el tirano cubano se ha burlado de ellos durante los años (demasiados por cierto) que lleva al frente de su nación. Y es que, el método de la izquierda de utilizar las dos varas de medir, siempre ha funcionado de distinta forma cuando se ha tratado de juzgar los actos de la derecha que cuando se ha tratado de evaluar los cometidos por los de sus propias filas.

En España hemos tenido, recientemente, ocasión contemplar esta doble moral, en los casos de supuesta corrupción de los señores Camps y Bárcenas sobre los cuales la prensa de izquierdas, dominada por el rotativo socialista, El País, se han volcado de una manera implacable, descubriendo pares del sumario, secretas por cierto, y cargando las tintas con todo su poder mediático sobre sus víctimas; pero, observen la distinta actitud de estos medios ante el caso del señor Chávez, don Manuel, acusado de supuesto tratos de favor por haber entregando 10 millones de euros a una empresa en la que su hija es uno de los directivos y, la fea cuestión de un jefe del CNI que utilizaba a espías para que le limpiaran el fondo de su piscina de algas. Vergonzoso e inexplicable, pero cierto. Lo cierto es que el comunismo internacional encabezado por los tiranuelos Chávez, Evo Morales, Correa, Lugo, y toda la retahíla de nuevos caciques han sido los que han sustituido a corruptos de la derecha para convertirse, ellos mismos, en aventajados alumnos de quienes les precedieron en el cargo, sólo que de distinto signo.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris