Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Las campanas al vuelo… ¡tocan a difuntos!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 6 de julio de 2009, 06:50 h (CET)
Por qué intentar engañarles, debo confesar que me encanta ver en apuros a la señora De la Vega y, en esta ocasión, nuestra vice de la Vogue, ha pasado un mal rato a expensas de su otrora protegido, el señor Alberto Saiz. Aparte de intentar salir del trance con la obviedad consabida de achacar la dimisión del jefe del CNI a “una decisión responsable y personal”, léase “patada en el trasero propinada por ZP” y con el inevitable añadido de la reconocida “eficacia y lealtad”, léase “arramblar con cuanto puedas a cargo del Erario público”, la señora vicepresidenta ha dudado antes de contestar al entrevistador, cuando se le preguntó por los motivos que ha tenido el Gobierno para la “sustitución” del señor Diez por el señor Sanz Roldán; a lo que, finalmente, ha respondido “El Gobierno siempre apoya a los cargos que están trabajando en el Gobierno” una frase que, aparte de la evidente redundancia utilizada, no aclara nada, si es que hubiera hecho falta que se aclarara algo que resulta tan obvio.

Por si fuera poco, han vuelto a incurrir en las habituales faltas de coordinación entre las distintas administraciones al resultar que, la ministra Chacón, de visita en EE.UU, parece que se ha enterado de la destitución del jefe del CNI, un departamento que depende del ministerio de Defensa, una vez que la misma ya era vox populi; lo que nos confirma el desbarajuste interministerial que existe en el gobierno del señor Zapatero. Les recuerdo la enorme confusión que se produjo entre el ministerio de Sanidad y el de Defensa con motivo del contagio de la gripe A(N1H1) en el cuartel del Hoyo. Y es que, al parecer, en esta España confundida, desfondada económicamente y con un horizonte de negros nubarrones, no sólo en lo económico, sino también en lo social y en lo ético y moral; no existe, en la actualidad, nadie que sepa actuar con sentido común y, los distintos ministerios, dan la sensación de ir cada uno por su lado, buscando hacer méritos ante su mandamás, el señor ZP; para así mantenerse en el machito el mayor tiempo posible, el preciso para que les de tiempo de hacerse un rinconcito para cuando los echen por incompetentes. Sea por lo que fuere lo que sí es cierto es que, aparte de estos incidentes, que nos confirman la teoría que siempre hemos mantenido de que, en esto de la política, encontrar a alguien honrado, eficaz y honesto en el desempeño de su cometido es quizá tan difícil como aquello de encontrar una aguja en un pajar, aunque, si nos atenemos a las leyes de Murphy, es probable que si existe una probabilidad de pincharse con ella lo más cierto es que se acabará pinchando. Y, si no, vean ustedes el ejemplo.

Lo cierto es que, aparte de estos datos triunfalistas que nos da el gobierno cuando, después de haber invertido miles de millones de euros y por un periodo determinado ( el que duren los trabajos transitorios y, la mayoría, innecesarios en los que se han invertido) o sea, terminado el verano, volvamos a la normalidad el próximo otoño, y nos encontremos ante el panorama que nos vaticinan noticias poco comentadas pero ciertas e insalvables, como el hecho de que, de nuevo, la producción industrial, según el INE, cayó en el mes de mayo un 22’3% ( un 20’5% interanual descontando el efecto calendario) y, por si fuera poco, este descenso se produjo, en mayor o menor grado, en todas las comunidades del país. Por otra parte, hemos conocido que España ya es líder en deterioro presupuestario y la crisis de liquidez que sufre el Estado se manifiesta en el déficit público de tal manera que se calcula, actualmente, que se está gastando el doble de lo que se ingresa. Tanto es así que, el Gobierno, ha tenido que aumentar en un 20% el techo de gasto previsto para el 2009,al pasar de 160.000 a 192.000 millones de euros en los PGE. Total, que para aquellos que defendían aquellos Presupuestos tan optimistas del señor Solbes, puede que les sorprenda que, hoy en día, se calcule que se ingresarán nada menos que un 25’4% menos de lo previsto. Así, no nos llame la atención que, en los últimos 12 meses, el déficit del Estado esté superando los 50.000 millones de euros.
Y si alguien no acaba de creerse, la más que preocupante situación de endeudamiento de nuestro país, nada más tiene que fijarse en algunas noticias que los rotativos fieles a ZP procuran ocultar en las páginas interiores de sus ediciones. Así nos hemos podido enterar que, España, va a emitir otros 100.000 millones de Deuda pública (20.000 millones más de los previstos) para poder atender a los pagos ineludibles que el paro y las necesidades de potenciar al ICO, para que conceda créditos, requieren. Pero hay otras noticias, igualmente inquietantes, sobre exportaciones, por ejemplo el sector del vino ha exportado un 25% menos en los primeros cuatro meses de este año respecto a los mismos meses del año 2008; los alquileres en las zonas costeras bajan un 10%; no parece que la ABE( Asociación de la Banca Española), esté muy conforme en lo de que haya café para todos en cuanto a la FROB ( la gestora que administrará la provisión de 90.000 millones de euros que ha hecho el estado para ayudar a la cajas en apuros) advirtiendo al Estado, con muy buen sentido, que sólo se debería incentivar a aquellas Cajas que están en condiciones de ser viables en el futuro.

Y otra noticia que pudiera dejar perplejos a muchos, por lo que contrasta con la disminución del desempleo que se nos anuncia –nada que ver con las cifras que da la EPA que, en realidad son las que valen por estar conseguidas a base de encuestas y no se basan, como las de ministerio de Trabajo, en datos estadísticos en los cuales, como es sabido, se excluyen a varios colectivos de personas que no trabajan pero que, a la vez, no se consideran en paro gracias a una ficción que consiste en no considerar parados a los que hacen cursos de formación o aquellos que buscan empleos sólo en determinadas categorías laborales, etc.–, por la que se constata que, la afiliación a la Seguridad Social, contrariamente a lo que se pudiera esperar de una reactivación del empleo real, ha caído en un 6’5% durante el pasado mes de Junio, lo que nos conduce a la impresionante cifra de 1’26 millones de puestos de trabajo destruidos en los últimos 12 meses. O sea, que el ritmo de destrucción laboral sigue manteniéndose, sin que nada parezca justificar estos “brotes verdes” que el Ejecutivo se empeña en encontrar en cualquier clavo, aunque sea al rojo vivo, al que pueda agarrase para intentar recobrar la confianza de la ciudadanía que, no obstante, en un 90%, según recientes encuestas, se manifiesta abiertamente pesimista respecto a que la crisis se resuelva en un futuro cercano.

No parece, tampoco, que al otro lado del Atlántico, en los EE.UU del señor Obama, en quien confía ciegamente Zapatero, los resultados de esta política de gastar billones en intentar paliar la recesión de muy buenos resultados ya que, California, a la que nos referimos en otro artículo, ha entrado en banca rota y, lo peor es que, otros estados de la Unión, parece que están a punto de tomar ejemplo de los californianos. Por otra parte, el aumento del paro (460.000 empleos perdidos el pasado Junio) está ya sembrando dudas sobre la recuperación de la nación americana y ya hay muchos que se están cuestionando, a la vista de los resultados, si el ritmo de recuperación se ajustará a lo previsto y si las macromedidas y el despilfarro de millones de la administración Obama, ayudarán a salir de la recesión o, por el contrario, harán que los EE.UU se hundan más en ella. En fin, que cada cual se haga su propia imagen de la situación en la que nos encontramos pero, si les tengo que ser franco, tengo la impresión de que la recuperación va para largo y que nos queda un otoño que quizá haga despertar de su letargo a aquellos que confían en una recuperación rápida y no traumática de nuestra economía. ¡Ojala me equivoque!

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris