Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Honduras y Paraguay: Sobrevuelo de alas negras y tempestad en aguas infestadas de tiburones

Luís Agüero Wagner
Redacción
domingo, 5 de julio de 2009, 18:47 h (CET)
"¡Eran más negras que las alas del cuervo de la tempestad!" Edgar Allan Poe.

El poeta japonés del siglo XVII Matsuo Basho escribió que la tempestad sopla el rostro de alguien empapado, y es precisamente lo que sucede en Honduras, donde la historia llueve sobre mojado.

En 1905 tropas militares invadieron Honduras por primera vez, algo que se volvería costumbre y se repetería cinco veces en veinte años. Apenas habían transcurrido dos años desde que apoyaran con una flota la rebelión de Panamá, con el propósito de amputar el territorio a Colombia y tomar el territorio para su canal.

Apenas habían pasado tres años desde que insertaran la Enmienda Platt, que les daba el derecho de intervenir en Cuba cuando lo creyeran conveniente, cuando en 1906 los marines ocuparon Cuba por dos años, con el pretexto de "prevenir" una guerra civil, cuando aún no existía "amenaza soviética" alguna.

Al año siguiente(1907) se produjo la segunda invasión norteamericana a Honduras, para librar desde allí con mayor comodidad una guerra contra Nicaragua. En 1908 intervienen en Panamá, hecho que repetirán cuatro veces en los siguientes diez años.

La influencia de Zelaya sobre el presidente hondureño Miguel Dávila había molestado a Washington, por lo que este último acabaría de igual manera. Lo derrocaría Manuel Bonilla, con la imprescindible ayuda del magnate estadounidense Sam Zemurray y del mercenario Lee Christmas, quien acabaría como comanadante en jefe del ejército hondureño.

En 1909 un presidente liberal de Nicaragua, José Santos Zelaya, había osado pretender que mineras y bananeras estadounidenses paguen impuestos, siendo obligado por Estados Unidos a renunciar. En su reemplazo asumió la presidencia el tesorero de una empresa minera estadounidense, Adolfo Díaz.

¿Historias viejas?
En la madrugada del 28 de junio la tempestad mojó los rostros empapados: El presidente constitucional Manuel Zelaya fue sacado a empellones de la residencia presidencial y depositado aún vestido con pijama en Costa Rica.

Roberto Micheletti asumió como mandatario interino de Honduras.

CUERVOS SOBREVOLANDO AGUAS TURBULENTAS
El Parlamento paraguayo, ante las ambiguas declaraciones del presidente norteamericano Barack Obama, decidió posponer una declaración repudiando el golpe militar sufrido por Manuel Zelaya en Honduras esta semana.

Entre los opositores a la declaración de repudio estuvieron muchos de los partidarios del obispo Fernando Lugo, sobre todo del Partido Liberal.

El senador Alfredo Jaeggli, del oficialista Partido Liberal, había expresado a la radioemisora oficialista Radio Ñandutí que estaba muy de acuerdo con el golpe que expulsó del poder al presidente hondureño.

Jaeggli fue uno de los aliados de Fernando Lugo en la última votación del Congreso, donde se unió a los izquierdistas y colorados para llevar a la presidencia del Parlamento a Miguel Carrizoza. Durante la campaña de Fernando Lugo, trabajó intensamente impulsando su candidatura en el interior del país.

Un conocido analista paraguayo, Alberto Vargas Peña, opinó que Manuel Zelaya debe regresar a Honduras, pero no para ser repuesto en el cargo, sino para ser arrojado a los tiburones. Vargas Peña es uno de los principales editorialistas de la capital paraguaya, afiliado al Partido Liberal.

El analista apoyó la campaña del obispo Fernando Lugo desde sus artículos y editoriales, aprobando la inserción del Partido Liberal en la Alianza Patriótica para el cambio.

Estos pintorescos posicionamientos dan una idea de lo mucho que "la izquierda" se hizo con el poder en Paraguay, el 20 de abril del año pasado.

ROSALES Y ESPINAS EN LA TORMENTA
Pero eso no es todo. Mientras todos los índices apuntaban hacia Washington, la CIA, la NSA y otros organismos de triste memoria en la región, el imperio manifestó, embajadora mediante, estar feliz con el supuesto izquierdista Fernando Lugo. Ver:

http://www.abc.com.py/2009-07-03/articulos/536483/contentos-con-lugo

La embajadora Liliana Ayalde también aprovechó la ocasión para abogar por la aprobación de su Plan Umbral, para seguir extendiendo la influencia de la U.S.Embassy, en las instituciones paraguayas.

A través de la financiación de USAID, NED, IAF, etc., la embajada norteamericana de Asunción controla la mayoría de las ONGs, los medios, los partidos políticos y los intelectuales.

Las ONG sirven en Paraguay de mampara a grupos políticos, como la mayoría de los que apoyaron a Fernando Lugo, entre ellos Tekojoja y Pmas.

Estas ONG han sido definidas humorísticamente en Paraguay como asociaciones privadas, "creadas para combatir la creciente desocupación de sociólogos y politólogos, gracias a remesas de fondos de universidades o fundaciones de Europa o Estados Unidos".

Manipulando los medios, intelectuales y grupos políticos y sociales, la U. S. Embassy se permite imponer las políticas que le vienen en gana a los gobiernos paraguayos.

Una de ellas es la que busca erradicar la marihuana, que ocasiona al Paraguay pérdidas por valor de 3.500 millones de dólares al año, según las denuncias del analista Raúl Melamed.

Demás está decir que Lugo está atado de pies y manos al imperio, por lo que su candidatura para un nuevo hondurazo no corre.

Sin embargo, un medio de la capital paraguaya lo menciona hoy como posible acompañante para el incierto retorno de Manuel Zelaya a su país. Con la solidaridad de especímenes semejantes, al depuesto mandatario hondureño sólo le queda suspirar con la frase de Alejo Carpentier: "Ah, si yo supiera que tu rosal sobrevivió a la tempestad, tal vez el frío me sería más leve".

Es que indudablemente, toda rosa tiene sus espinas.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris