Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cuestión de pelotas   -   Sección:  

Contador, solo ante el peligro

Eduardo Patiño
Eduardo Patiño
domingo, 5 de julio de 2009, 07:20 h (CET)
Arrancó y de qué manera el Tour más emocionante y picante de los últimos años. Si no había suficientes alicientes con el regreso a tierras galas de Alberto Contador tras la exclusión de Astaná el pasado verano, la reaparición de Lance Armstrong y las chapuzas de su director han puesto al equipo kazajo de nuevo en el ojo del huracán. Esta vez no ha sido por decisiones en la carretera, ni por sospechas de dopaje, ni siquiera por aspectos deportivos. Johan Bruyneel y su incomprensible veneración por el ciclista americano están propiciando una guerra interna en el seno del equipo justo en el peor momento, antes del pistoletazo de salida.

Estaba cantado, pero no por ello deja de sorprender que un director de su ¿categoría? de la espalda a su líder natural, ganador de la triple corona (Tour, Giro y Vuelta), para posicionarse en favor de un ciclista de 37 años, que en su día le dio todo, pero que hoy - marketing aparte- poco le queda por ofrecer. De acuerdo que Armstrong ha sido el más grande (no seré yo quien le quite méritos) y que, por lo visto en las calles de Mónaco, continúa mostrando su categoría, pero a día de hoy parece difícil –yo diría imposible- que el corredor tejano aguante el pulso de los favoritos durante tres semanas. Mientras se comprueba su verdadero estado de forma, Bruyneel sigue jugando al despiste: le concede los galones (dorsal 21) a Alberto, pero inmediatamente matiza que la carrera establecerá quien es el verdadero líder. Tras la etapa de ayer debería haber menos dudas.

Lo peor de todo es que esta situación se veía venir desde el pasado mes de septiembre, fecha en que Bruyneel destapó el regreso del americano mientras Contador se subía a lo más alto del podio en Madrid y se convertía en el quinto ganador de la triple corona tras Merckx, Anquetil, Hinault y Gimondi. Aquel día, su propio director, el que debería ser su gran valedor, le privó de su merecido minuto de gloria. Ese nuevo desplante hizo que Alberto empezara a olerse que su situación podía cambiar con la llegada de otro gallo al mismo corral. ¡Y vaya si ha cambiado!.

Para empezar el de Pinto, como todo líder, pidió a su director la presencia de dos hombres de su máxima confianza Sergio Paulinho y sobre todo Benjamín Noval. Precisamente la exclusión de última hora del español “por estar demasiado ligado a Alberto” ha sido el detonante de un conflicto que ya nadie intenta ocultar, ni siquiera el propio Noval: “Somos los parias del equipo. No tienen confianza en Alberto y no le respetan como líder. Este año el ambiente ha sido realmente malo, pero ha sido por culpa de Johan Bruyneel porque no ha sabido llevar el equipo en condiciones”.

Con este panorama y representando en cierto modo el papel de patito feo, Contador sabe que tendrá que hacer la guerra por su cuenta, porque a de los Sastre, Evans, Menchov, hermanos Schleck y cía, seguramente tenga enemigos que luzcan idéntico maillot. Tanto Bruyneel, haciendo un equipo a favor del americano, como Armstrong (no le veo trabajando para otro) e incluso Leipheimer (que nadie le pierda de vista) ya han mostrado sus cartas. Ahora le toca al mejor ciclista del equipo que, pese a los intereses de última hora, se llama Alberto Contador. Esperemos que si recibe de nuevo su corona de Rey de París, el ‘traidor’ de Bruyneel no se cuelgue la medalla como ya hizo en el Giro de 2008.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris