Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La insoportable condición de ser Sánchez Dragó

Mario López
Mario López
sábado, 4 de julio de 2009, 05:07 h (CET)
Reconozco que soy un ser muy limitado, pero no conozco a nadie tan petulante, grotesco, ridículo, carca, impertinente, maleducado, aburrido, majadero que como Fernando Sánchez Dragó ¿Cómo se puede ser tan mala gente como él que es capaz de preguntar públicamente si la muerte de Michael Jackson fuera lo contrario a una pérdida para la humanidad?

Le podría contestar con otra pregunta: ¿no sería una liberación para todos nosotros la muerte de Sánchez Dragó? Pero no. Yo no le deseo la muerte a nadie, ni siquiera a ese individuo tan odioso. Michael Jackson fue un formidable artista, cosa que no está al alcance de ese señor residente en Soria. Michael Jackson fue una buena persona que se gastó la pasta gansa en ayudar a los más necesitados. Que estuviera loco, que determinados mercachifles le hayan utilizado con las intenciones más torticeras, en nada desacredita a ese chaval que, por encima de todo, hizo feliz a millones de seres humanos. En concreto a ochocientos millones, que son los que le compraron sus discos. El día que Sánchez Dragó venda ochocientos millones de ejemplares de su infumable Gárgoris y Habiadis juro que me tiro por el balcón. Habré perdido toda mi fe en la humanidad. Se puede ser un cretino, cuando se dicen sandeces por no ser capaz de tener la lengua quieta. Pero decir o preguntarse si la muerte de Michael Jackson, o de cualquier otra persona, puede ser un beneficio para la humanidad, sólo lo puede hacer un imbécil que merece el mayor desprecio. Después del correspondiente puñetazo en la boca, claro está. En este país no hemos tenido suerte con nuestros intelectualoides, pero no es justo que tengamos que soportar a ese imbécil redomado de Dragó.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris