Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Jenny Sanford, rol preferente

Ruth Marcus
Ruth Marcus
jueves, 2 de julio de 2009, 07:31 h (CET)
Por fin, un nuevo modelo de cónyuge político agraviado.

Ya iba siendo hora.

La rueda de prensa ofrecida por el Gobernador de Carolina del Sur Mark Sanford estilo todo-al-descubierto también tuvo un matiz diferente. ¿Pero mejor? Elija la opción que más le guste: declaración de penitencia política y propósito de enmienda preparada para la galería, o el discurso sin sentido de un adolescente en la luna que se ha enamorado y que habita el cuerpo de un político presuntamente adulto.

Las tripas se retuercen con ambas opciones -- y desde la perspectiva de la esposa, preferiría que mi marido infiel (quiero decir, mi marido presuntamente infiel) se guiara por una parte de su anatomía diferente a su corazón.

Pero Jenny Sanford presenta una versión nueva y mejorada de la esposa política -- la que no es ni colaboradora ni víctima.

Estamos ya muy familiarizados con la cantinela usual, en todas sus agotadoras variantes. En una, la esposa engañada permanece en pie, con aspecto demacrado, a la vera del político traidor mientras las cámaras se dan un festín. Véase Silda Wall y Eliot Spitzer, Suzanne y Larry Craig.

En otra, la esposa no comparece pero difunde una circular de prensa en apoyo, si bien desconcertantemente eufemística. Véase Darlene Ensign: "Desde que el pasado año lo descubrimos, hemos trabajado por remediar esta situación" y "nuestro matrimonio ha salido reforzado." ¿Desde que (BEG ITAL)lo descubrimos(END ITAL)? Me parece que uno de los dos fue consciente de la, esto, situación un poco antes que el otro.

Y que los límites de espacio me impidan entrar en las profundidades de la esposa que lo tolera, el autoengaño y la ambición de los ejemplos de Hillary Clinton y Elizabeth Edwards, bastando decir que lo último sabido de John Edwards deja por exquisito caballero a Bill Clinton. Un antiguo ayudante de Edwards, Andrew Young, está preparando al parecer un libro en el que describe la forma en la que el candidato le suplicó que reclamara la paternidad del hijo de Rielle Hunter, y cómo Young encontró una cinta de video que muestra a Edwards, en la delicada formulación del New York Daily News, "adoptando posturas que no estaban incluidas en su plataforma política oficial."

He de confesar, y disculparme por ello, que tenía ideas de Jenny Sanford que han resultado no tener nada que ver con quién es realmente. Escuché "esposa de gobernador cristiano conservador," vi su foto con esos cuatro chicos repeinados y me imaginé a alguien incapaz de reunir el valor para defenderse.

Cómo me equivocaba. Ella es igual de inteligente que Elizabeth o Hillary, cambiando el título en Derecho por una vicepresidencia en un banco de inversiones (Lazard Freres) -- y puede que también sea más dura, en lo que respecta a los maridos por lo menos.

Lo que más admiro de la respuesta de Sanford es que ella ha concluido al parecer -- correctamente -- que la persona más humillada por la aventura de su marido es, en realidad, su marido, no ella. Y por tanto no comparece junto a su marido pero tampoco se esconde bajo tierra.

En lugar de eso, se llevó a los chicos a ver veleros -- y dijo fríamente al tumulto de la prensa, "me gustaría tener espacio a bordo para todos, pero no hay." Él habló incansablemente en una rueda de prensa, ella formuló una declaración corta y sin cabos sueltos.

Admiro su forma madura de ver el adulterio no como un golpe (o incluso tres visitas a Argentina) y no más, pero también admiro su rechazo a tolerar su continuación. "Llegamos a un punto en el que sentí que era importante mirar a los ojos a mis hijos y conservar mi dignidad, autoestima y mi concepción básica de lo que está bien y lo que está mal," decía Sanford en su declaración. "Por tanto pedí a mi marido que se fuera hace dos semanas."

También admiro su visión práctica del amor real y de lo que se necesita para hacer que funcione un matrimonio. "No fue exactamente amor a primera vista," recordaba Sanford de conocer a su futuro marido en una fiesta playera en los Hamptons. "Fue más una amistad a primera vista."

Ahora conserva los pies en el suelo mientras su marido está enamorado -- de otra. "Creo que el amor duradero es principalmente un compromiso y una muestra de voluntad, y para que un matrimonio tenga éxito, ese compromiso debe de ser recíproco," decía Jenny Sanford en una circular.

Y yo admiro su determinación de banquera de inversiones. "Se le informó en términos nada ambiguos que no debía verla," decía ella durante una entrevista con Associated Press la pasada semana de las peticiones de su marido de permiso para ver a su amante. Y, de su decisión de desafiarla, decía, "Sería de esperar de un padre sin contacto con sus hijos, si quisiera a esos hijos, que se comportara un poco."

Ahí queda eso. Tal vez éste sea un referente para todas las esposas traicionadas, no solo para las esposas de políticos.

____________________

Diario SIGLO XXI dispone de los derechos de publicación en exclusiva para medios digitales españoles de este y muchos otros columnistas del Washington Post Writers Group.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris