Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

De verguenza

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
lunes, 29 de junio de 2009, 05:15 h (CET)
El martes saltó la noticia de que el corredor que ocupa la primera plaza de la clasificación mundial no podrá tomar la salida de la prueba ciclista más importante del mundo. Un ciclista que, en cambio, si puede disputar cualquier otra carrera, siempre y cuando no pisen suelo italiano, donde, de manera ilegal, se ha vetado a Alejandro Valverde. De manera ilegal porque la justicia española prohibió al CONI usar la sangre de la Operación Puerto y porque se le culpa sin pruebas. Sin pruebas debido a que si las hubiese, Valverde no podría competir en ningún otro país.

El murciano se queda sin poder disputar el Tour de Francia, la carrera para la que ha estado preparándose durante todo el año. A los aficionados de este deporte nos privan de ver a uno de los mejores ciclistas de la actualidad. Un ciclista que seguro que hubiera dado espectáculo, como hizo en la Dauphiné Libéré, donde mandó un mensaje que los organizadores del Tour y los italianos no han querido ver.

Valverde debería estar en Mónaco, desde donde parte esta nueva edición de la ronda gala, por una única razón, es inocente. Pero en el ciclismo eso no sirve, es lo de menos, pues en este deporte se hace todo al revés. Con el líder del Caisse d´Epargne se está haciendo una gran injusticia, porque, repito, que den pruebas si no es inocente. Y dudo que existan, ya que, si existiesen, esas personas que se han empeñado durante tantos años en atacar a Valverde, ya las hubiesen sacado.

Ojalá que, por cuarto año consecutivo, París vea a un español de amarillo en lo más alto del podio. Eso es lo que molesta, que por mucho intento de desprestigio, en el ciclismo, ni franceses ni italianos, conseguirán igualarse a nosotros. Italia no consigue el Tour de Francia desde que Marco Pantani se hizo con la edición de 1998, cuando se impuso a Jan Ullrich y Bobby Julich, segundo y tercero, respectivamente. Por su parte, la Grande Boucle no se queda en casa desde que, en 1985, Bernard Hinault lograse su quinto Tour. Italianos y franceses, más de una década sin oler la victoria en la carrera más importante del mundo, mientras que los españoles nos hemos hecho con todos los disputados desde que acabó el mandato de Lance Armstrong.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris