Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Crisis, desempleo y ajustes laborales

Ángel Ruiz Cediel
Redacción
sábado, 27 de junio de 2009, 00:12 h (CET)
Por evidente, parto de la base que la crisis no está suficientemente explicada y que no es creíble (algo inconfesable se esconde tras ella, segurísimo), que a los sindicatos les importan un ardite los trabajadores y que les basta y les sobra con poner el cazo a sus señores del poder, y que muchos vivos empresarios, y especialmente las multinacionales, están aprovechando las circunstancias para forrarse el hígado a base de bien, reducir los derechos laborales de sus trabajadores, eludir pagos a sus proveedores, timar a Hacienda, limpiar sus fábricas y obligar a sus empleados a rendimientos inmorales o forzarles a disminuciones de salario para conservar sus puestos, además de beneficiarse contranatural de ayudas que no merecen.

Dicho lo dicho, uno no deja de sorprenderse por la agresivísima campaña de lavado de cerebros en plan Ariel que están llevando a efecto los poderes más perversos a través de los verbos floridos y la notoriedad de alquiler de tantísimos opinadores a sueldo como liban por los medios de difusión social, ya sean en papel, teles, radios o lo que sea. No pierden ocasión para pregonar a pleno pulmón que es preciso ajustar las leyes para que haya menos dinero para los trabajadores, menos derechos para los trabajadores, menos oportunidades para los jóvenes, recortes para los titulados... y más de todo para las grandes empresas, más para los que más tienen... y más nucleares. ¿A quién le beneficia esto?... Obvio. Para poder orientar la investigación de un crimen no es necesario más que conocer el móvil que tenía el criminal o saber quién se beneficia del delito.

Pensar que esta crisis, que ha consumido ya casi toso los PIB de casi todo Occidente (y siguen en las mismas o peores), tiene una buena parte de su solución en que los más débiles, los que apenas se sostienen, pasen hambre, no es perverso, sino una barbaridad de tal calibre que merecería la intervención de oficio de la Fiscalía. No; ni mucho menos ninguna solución va por ahí. Me basta con ver cómo en los barrios ricos se sigue viviendo con la misma comodidad, y cómo buena parte de ellos, a quienes sus compatriotas no les interesan sino como fuente de ingresos o como servidores, se frotan las manos. “¡Que dure la crisis!”, me dijo exultante uno de ellos. No en vano las mayores fortunas se han amasado siempre en las grandes crisis..., precisamente por los que menos escrúpulos tenían. ¿Pensaremos ahora que aquéllos que escalaron a la fortuna merced a las miserias ajenas, y sus emuladores contemporáneos, son buena gente?...

Se equivocan los que sostienen que cualquier solución pasa por ahí, hayan hecho lo que hayan hecho en Alemania o en el Congo Belga. Lo que sostiene un país son los trabajadores, porque ellos son los que pagan, los que compran y producen..., y los que, llegado el caso, la defienden con su sangre. Los demás, todos esos que cuando pintan en bastos salen corriendo, todos esos que dilapidan a dos manos mientras lo grueso de la población se desfallece, a lo más, lo que merecen es mano firme y algún que otro palo. Los que produjeron la crisis —si es que la hay— son precisamente ellos.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris