Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ejemplos que rompen moldes

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
viernes, 26 de junio de 2009, 03:29 h (CET)
Lo quieran o no, las personas públicas son ejemplo para el resto de los ciudadanos, aunque nos cueste reconocerlo todos buscamos modelos a imitar. Hoy es el motor real de la sociedad y de los individuos, y no solo vale para los niños y jóvenes, sino también para los adultos.

Vivimos en un mundo que reclama valores relacionados con la fuerza, la belleza, la libertad, la espontaneidad, el sentimentalismo, la naturalidad. Antes se respetaba al padre por imposición. Ahora los padres pueden imponer con su conducta ejemplar. La vida privada de los políticos, de los famosos… tiene mucha importancia a la hora de dar ejemplo.

Por eso en estos días que tanto se habla de los fichajes del Real Madrid, Ricardo Izecson Dos Santos, para todos conocido como “Kaká”, su referencia sea solo que es un centrocampista de los mejores del mundo y tal vez muchos no sepan que este joven a sus 18 años tenía un futuro futbolístico privilegiado y una carrera llena de esperanzas sufrió un accidente al chocar su cabeza contra el fondo de una piscina que, tras romperse una vértebra, pudo quedar parapléjico. Pero él que había recibido un don especial a pesar de esta prueba no pierde su fe en el Dios que desde su niñez había creído, sino que se agarra con más fuerza y sale adelante de esa prueba.

Ahora a pesar de su fama no se cansa de recordar que lleva una pulsera con el mensaje de “Jesús”, sus botas el lema de “Dios es fiel” y no tiene reparo en mostrar otro mensaje en una camiseta con la frase “Pertenezco a Jesús”.

“No es típico que uno de los jugadores más importantes del mundo decore su taquilla del vestuario con salmos de la Biblia o que rece antes y después de cada partido…Kaká es diferente y, con ejemplos como el suyo, se hace incuestionable que la fe puede romper los moldes, sin embargo, los riesgos son inmensos: ni él ni nosotros, olvidemos nunca la Escritura cuando afirma que de nada le sirve al hombre amontonar tesoros en la tierra y ganar el mundo entero si, con ello, pierde su vida para siempre” (Carlos González, colaborador de la programación socio-religiosa de COPE).

Ya tiene la afición española un referente para imitar y que no se avergüencen como muchos de proclamar sus creencias ante la opinión pública. ¿Por qué se puede hablar libremente y en todas partes de fútbol y sin embargo está mal visto hablar de Dios en público?

Gracias Kaká por tu airear tu fe.
Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris