Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La opresión del bikini

Clara Jiménez (Murcia)
Redacción
viernes, 26 de junio de 2009, 03:18 h (CET)
Si mujeres y diseñadores se han aliado para hacer de las calles un escaparate de desnudez cada vez más evidente, en el que los metros de tela que cubren a las féminas menguan año tras año, el afán liberador con que ellas se desprenden del sujetador del bikini nada más poner un pie en la playa es conmovedor.

Las autoridades que velan por la no contaminación acústica y visual de nuestras ciudades, multando escombros y ruidos y favoreciendo la remodelación de las fachadas, deberían ocuparse de hacer del espacio común de convivencia un espectáculo menos chusco, y de las playas, un entorno sano y limpio apto para menores. Al final, es la intimidad que se ofrece gratuitamente para ser vejada por la impureza del transeúnte, antes de que el amor la comprendiera y la sublimara a su medida. Una pena.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris