Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Lo que "cuesta" en España a los asesinos quemar vivo a un ser humano

José Luis Palomera
Redacción
viernes, 26 de junio de 2009, 03:17 h (CET)
Los derechos humanos de unos se generan a través de las obligaciones de otros y viceversa. Los derechos humanos de los asesinos se sustraen de sus víctimas.

Lo que "cuesta" en España a los asesinos quemar vivo a un ser humano: En primer lugar que les detengan lo que cuesta generalmente un buen pedazo del erario público, es decir, del dinero de todos incluidas sus víctimas.

En segundo lugar, una vez detenidos seguir pagando ,los demás, los gastos de fiscales, jueces y otros actores.

En tercer lugar, para “los humanos bien nacidos” tener que soportar la agonía mental de ver cómo los terroristas se hartan de burlas, muescas, aplauden, vitorean, e incluso brindan por sus asesinos actos.

En cuarto lugar, una vez condenados, sufragar de nuevo las cuestiones elitistas que no básicas de su manutención física, psíquica, y mental, o lo que es lo mismo, su comida, sus cuidados médicos, sus ocios, e incluso sus carreras universitarias, por eso decía lo de la manutención elitista puesto que hay millones de españoles sin carrera alguna por falta de medios.

Esto en resumidas cuentas es lo que les "cuesta"a los asesinos abrasan a un ser vivo como si fuera un perro.

Claro, alguien puede pensar que olvido algo, y así es, olvido que el asesino ha de vivir preso, es decir vivir en un espacio reducido, pero vivir con todas las prebendas arriba descritas y en múltiples ocasiones, lo vemos a diario, quedar en libertad apenas cumplido un veinte por ciento de la pena impuesta.

Por otro lado, las víctimas de estos asesinos no reciben nada, absolutamente nada, ni derechos, ni razones, ni libertades, ni democracia, no reciben nada, por mucho que se les quiera dar. Los muertos están muertos.

"La humanidad es la suma únicamente de los vivos".

En todo caso son sus familiares quienes reciben los parabienes y otros apoyos políticos, sociales y culturales.
Sin embargo "Lo que en verdad duele, la muerte, no se restaña jamás con sílaba alguna".

En resumen, esto es lo que "cuesta" a unos y otros, verdugos y víctimas, gracias al invento de los humanos denominado “Derechos Humanos”. En realidad debería decirse “ Derechos Humanos sólo para los Vivos”.

De nada sirve cien coronas, mil condecoraciones, ataúdes de caoba, homenajes, himnos u otros recogimientos políticos, militares... Las víctimas, nada sienten, nada valen, están muertos, carbonizadamente muertos mientras sus perros asesinos son mantenidos por la sociedad mantiene "a cuerpo de rey preso".

Y todo esto en favor del Derecho Humano sólo para los Vivos. El mismo derecho paradójicamente que permite asesinar a un inocente ser engendrado...

Una vida únicamente existe cuando cuenta. Mientras las vidas no cuenten, no hablen, no den la lata y menos aún votos, no son vidas, son derechos en manos de otros

Asesinar, quemar, violar, destripar cuesta lo mismo, que hurgarse la nariz, no olviden que el ser humano es el ser más asesino conocido, todo es cosa de acostumbrarse; si a esto sumamos las prebendas que los derechos de los vivos les otorga, asesinar es una bicoca para aquellos que disfrutan matando.

Flaco favor se hace a las vidas si a los asesinos de éstas les mantenemos con las muertes de los demás.

Libertades y derechos,derechos y libertades se atiborran en las bocas de los demagogos, estos lerdos personajes ignoran que los muertos en manos de asesinos carecen de libertad o derecho alguno una vez están muertos, puesto que no existe derecho o libertad alguna si se carece de vida.

La Vida es el Todo, sin ella es imposible cimentar libertad o derecho alguno. Si en verdad se apuesta por la vida, ésta siempre ha de ser toda la razón, ley y derecho. Ahora bien, si se apuesta por la muerte, como en la actualidad resulta que los derechos y libertades de los asesinos avasallan sobre las tumbas de los inocentes asesinados caprichosamente.

No quiero acabar esto que nadie apenas leerá sin dar la solución a la lógica, que no a los seres humanos, ilógicos por naturaleza. La cuestión es facilísima: Aquel ser humano que asesine a conciencia de que lo hace jamás ha de beneficiarse de los derechos y libertades extirpadas de la propia Vida, jamás.

Actualmente la Vida es un coste para los vivos, la muerte para las víctimas y los derechos y libertades para los asesinos... Elijan ustedes...

Noticias relacionadas

Reflexiones sobre Pascuas

Universidad en la diversidad

Donde hablamos de chaqueteros, incremento del paro catalán y otros

“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”. (Bertrand Russell)

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris