Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Se aficiona a la Teología (II)

Ángel Sáez
Ángel Sáez
viernes, 26 de junio de 2009, 01:06 h (CET)
POR JESÚS ARTEAGA ROMERO

(Sigue el de ayer.)

“Y un buen hombre se lo lleva
a la fonda de la esquina
y le pide al posadero
que le cure bien la herida
con el vino del amor
y el aceite de la vida”.

“Y el honrado posadero
que dejóle aquel buen hombre
que venía con tal prisa
que no pudo detenerse
para verle aquella herida…
Pero tuvo corazón
y al mesón encargaría
que los gastos producidos
de su cuenta correrían...”

Y se calla ya el buen “profe”
y así da por concluida
la lección inesperada
de una buena teología…

Se impresiona nuestra joven
por las cosas que allí oía
y le dice suavemente
al oído de su amiga:

“Si lo dicho por el “profe”
sigue siempre en esta línea,
yo me quedo aquí contigo
a escuchar las teorías
que nos lanza el profesor
con audacia y valentía…”

“Cuando aquello de Caín,
en la escuela no entendía
que matara a su hermanico
solamente por envidia…”
“Ahora entiendo mucho más;
pues hablar de teología
es honrar a nuestro Padre
que entregó su propia vida
regalándonos a su Hijo,
que en la cruz acabaría;
y enterrado en un sepulcro,
a los tres días salía;
y con Él resucitamos
y cantamos ¡Aleluyas…!,
y me siento responsable
hasta incluso de mí misma…”

“Y el Espíritu me impulsa
a explicar mi teología...
Yo me creo que este “profe”
hoy mi mente así encarrila
que preciso dar al mundo
la lección de teología;
pues me sale de tan dentro
que ha cambiado hasta mi vida
para darla al indigente
y a las gentes más sencillas,
porque son los que sí entienden
y comprenden la doctrina
que Jesús nos predicaba
por las tierras palestinas.”

Y la abuela hasta se ríe
de su propia teología;
teología muy casera,
y en el fondo tan divina
que hasta incluso en su silencio
a las gentes encandila
explicando el Evangelio
con mil gestos y sonrisas…

Y la abuela se mantiene
firme y fuerte allá en su silla,
observando a los curiosos
y absorbiéndose la brisa
que le viene calle abajo
a chocar contra la esquina
en la que ella va engendrando
su talante y su sonrisa.


Jesús Arteaga Romero

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris