Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Anarquía

Ángel Ruiz Cediel
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
jueves, 25 de junio de 2009, 05:24 h (CET)
Siempre habrá personas con gustos raros, y hay que aceptarlos como parte de la sociedad, pero no tenemos por qué ser raros los que no lo somos; siempre habrá personas con poco talento, y hay que aceptarlos como parte de la sociedad, pero no tenemos por qué renunciar al nuestro los que sí lo tenemos; siempre habrá vagos y maleantes, y hay que aceptarlos como parte de la sociedad, pero no tenemos por qué los honrados convertirnos en sus pares; y así con todo.

Algo está sucediendo que iguala la sociedad por lo más bajo y execrable, lo mismito que sucede en la cosa ésa de los vasos comunicantes. Algo o alguien está amasando un pan como unas hostias, y es más que probable que todo esto termine en anarquía. No me refiero a esa anarquía pervertida por los falaces historiadores que emparejan anarquía con golfería, pistoleros, desorden y cosas por el estilo, sino a la Anarquía de veras, la de la de autogestión y que a los poderes les frían un huevo. Es curioso, pero da la impresión que por rigurosa imposición de la Segunda Ley de la Termodinámica, la entropía producida por el orden está devorándolo e implantando el caos sobre todo en la cima del poder.

La cosa está por pintar en bastos, veremos si en espadas, y sólo falta una pequeña chispa para que estalle el barril de pólvora social, generándose, en el caso de que a eso llegáramos, un conflicto que a todos nos blanqueará el pelo. La cosa está mucho más explosiva de lo dibujan nuestros próceres, y hay demasiados fumetas en la santabárbara. Pero pareciera que no pasa nada: ahí tienen a esas ministras, haciendo lo que hacen y derrochando a trochemoche..., y todos tan contentos; a esos planes desquiciados del Gobierno y a ese usar para lo partidista y aún para lo personal los haberes del Erario o las Instituciones del Estado..., y todos tan contentos; a cinco millones de parados y diez de parientes en la ribera del hambre..., y todos tan contentos; a los más infames mentirosos, y a buena parte de sus camadas, mamando del poder a dos pezones..., y todos tan contentos; a Zapatero y sus cejistas, a Sarcoçy y su señora, a Berlusconi y sus putitas, a Brown y sus pelis porno, etcétera..., y todos tan contentos. La sentina del poder se desborda, y el hedor es insoportable. Uno puede equivocarse y elegir a un incompetente o un lenguaraz como ministro, pero ¿por qué se le mantiene?... ¿Será porque quien lo nombró es hasta donde llega?... Bueno, pues allá cada quién, pero quede claro que la calle se caldea y que puede ser que se descontrole. Por gordos que sean los muros suelen caer sin aviso, y estamos a un paso de un caracazo, a un tris de una revuelta, a cinco minutos de la Caída de Roma.

Muchos van saliendo de este pútrido sistema de vasos comunicantes que ensalza a inútiles y necios, y se han hecho autónomos, que es una forma de anarquía. No hace falta ser un lince para ver lo que nos asola, primando desde el poder a toda esa... marabunta que está devorando España (y Europa) desde arriba hacia abajo: se ha institucionalizado la necedad y la incompetencia en su dimensión más desoladora. Están por hartarse los de abajo, los que pagan y soportan, y puede ser que sumen a la fiesta: va a ser un jolgorio, ya lo verán. Hasta los tontos se hartan se ser siempre los tontos. Quedan apenas migas de esperanza, gotas de paciencia. Se está llegando al fondo: basta con mirar a la calle. Septiembre será terrible, y, al paso que vamos, veremos que turrón se reparte en Navidad. El futuro ya está ahí al lado con sus libros de contabilidad.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris