Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Avanzamos en marcha triunfal

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 25 de junio de 2009, 05:10 h (CET)
La muchachada de la gaviota carroñera está envalentonada, de nada han servido las imputaciones a todo un President y a algunos de sus amiguitos del alma y, una vez más y ya van demasiadas, los valencianos han acudido a las urnas para teñir el País Valencià de azul, ese azul mahón de las camisas falangistas que los padres y abuelos de los actuales dirigentes del Partido Popular tanto quisieron en tiempos del general de los sellos de correos. La misma vicesecretaria de comunicación del PP, Marta Torrado, lo ha dicho “dentro de dos años queremos una Comunidad completamente azul”. Para algunos pocos elegidos las tierras valencianas han pasado de ser “la tierra de las flores, de la luz y del amor” a ser terreno de promisión y oportunidades. Han aplicado aquella parte del derecho romano que dice “Do ut des”, te doy para que mes des, hasta que la justicia, lenta y ciega, ha comenzado a meter las narices entre negocios que no huelen demasiado bien y han negado conocer a quien en las últimas navidades afirmaban “querer un huevo”.

Hoy, abandonado el desteñido azul de las camisas fascistas por chaquetas de fantasía con las que pisar las avenidas neoyorquinas, quienes dirigen, tal vez hacia la catástrofe, los destinos de la Comunitat quieren dar a conocer al resto de España las virtudes de nuestra tierra y lo bien que se vive por estos pagos. Y para ello nada mejor que la publicidad televisiva y en uno de los programas de más audiencia en estos momentos. Ya hemos visto que en algunas de las últimas entregas de Operación Triunfo aparecían, de tanto en tanto, imágenes idílicas de las tierras valencianas. Playas y complejos faraónicos intentan desde la pantalla del televisor convencer a los televidentes de que si nos visitan vivirán en el mejor de los mundos.

Pero esta vez ya no ha sido Orange Market, la empresa de “el bigotes” la agraciada en la rifa, las naranjas se tornaron amargas y produjeron más de una indigestión. Ahora la Agencia Valenciana de Turismo ha firmado un contrato con la empresa Publiespaña para que de a conocer a los cuatro vientos las virtudes de estas tierras de promisión para unos cuantos. El pasado dos de junio se adjudicó a esta empresa la campaña publicitaria por la que deberán adquirir espacios publicitarios y realizar acciones especiales para la promoción y difusión de la Comunitat Valenciana en el programa Operación Triunfo. Este verano durante las once galas que los aspirantes a triunfadores darán a lo largo y ancho de la geografía hispana aprovecharan la ocasión para cantar las virtudes valencianas entre gorgorito y gorgorito y a los expulsados del paraíso televisivo se les premiará con un viaje por algunos de los lugares emblemáticos valencianos al tiempo que, en cada programa, Jesús Vázquez, el presentador animará a los televidentes a visitar nuestras playas, montañas y ciudades. Y todo por el módico estipendio de 600.000 euros que, naturalmente, saldrán de los bolsillos de todos los valencianos vía impuestos.

Yo les propondría a nuestros visitantes, a los “triunfitos” y a todos los que vengan, una gira un poco especial y en la que podrían ver la “otra cara” de este país. Una gira por las casas modernistas del Cabanyal que Rita Barberá y sus acólitos quieren arrasar, una parada ante el nuevo estadio, ahora paralizada su construcción por falta de dinero, del Valencia en cuyos terrenos la ciudad, según la fiscalía, ha perdido treinta millones de euros, un “tour” por algunos de los barrios periféricos de las ciudades donde los servicios más esenciales y las zonas verdes brillan por su ausencia, una visita a la costa para que tomaran nota de cómo nuestras autoridades han dejado arrasar uno de nuestros bienes naturales y una visita a esos barracones escolares que todavía sustituyen a las aulas en algunos pueblos y ciudades. Si esos 600.000 euros se hubieran empleado en solucionar algunos de estos problemas una parte de los valencianos tendría una mejor calidad de vida, pero eso, según los “populares” no da votos, ellos llevan años ganando votaciones con una política de boato, esplendor y cartón piedra. Con una política de “bufar en caldo gelat”.

En todo este negocio los únicos que salen ganando, y no poco, son la empresa publicitaria y los antiguos “trincos” Josep María Mainat y Tony Cruz, dueños de la productora Gestmúsic. En fin, vamos evolucionando ya que en aquellos primeros años de la transición cuando, según algunos de los que hoy ocupan la bancada popular en el Parlament, los catalanes nos querían quitar hasta la paella esto no hubiera sido posible, aunque tal vez sí, ya saben ustedes que “la pela es la pela” y que el dinero no entiende ni de colores ni de nacionalismos. Seguimos avanzando en marcha triunfal como dice la zarzuela, ¿ o es el himno?

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris