Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Por tonto

Ángel Ruiz Cediel
Redacción
miércoles, 24 de junio de 2009, 03:25 h (CET)
Hay cosas que pasan... por tontos. En mi caso, para no sentirme excluido, sucedió que estuve ausente de esta columna algunas fechas porque he estado preparando una novela para un concurso literario, de ésos que no parecen saber fallar si no me encuentro entre los finalistas —nunca los gano—, he pasado noches sin dormir, he trabajado a pleno rendimiento..., y resulta que el plazo de presentación ya se había cerrado. Tanto esfuerzo para nada..., por tonto.

Pero no soy el único. Debe ser un atavismo español, que hacemos las cosas bien..., pero tarde; que somos muy buenos en lo nuestro..., pero no contamos con los apoyos necesarios; que incluso es posible que pudiéramos palpar la luna con las manos..., pero no sabemos vendernos a los que no saben que quieren comprarnos; o que queremos hacer solos lo que precisa de expertos..., y fallamos. Creo que si nos presentáramos a un concurso de tontos..., lo perderíamos por tontos.

Lo anterior me cuadra como anillo al dedo: la Literatura pesa, es mesurable, y sé que escribo mejor de lo necesario como para que..., cuando suene la flauta, no me apee del pedestal de ahí en más; pero, claro, me falta lo preciso —agentes de mucho lustre, vivos que trapicheen jurados, medios que respalden mis letras, mano negra, oscuro beso, una pareja o una amante colocada en el ámbito literario, el siempre imprescindible mecenas, etcétera—, y debo contentarme con llegar a las finales, el tercero, justo ése que es el orillo, el bordado, la cenefa, el escolta...: don nadie. El que no se lleva un duro, vaya, pero sin el que el premio que se da a quien tiene todo aquello antes, no vale.

Pero también le cuadra a mi país. Cambie letras por planes económicos o medidas y políticas ¿y qué tiene?... Pues a España, ni más menos. A todas partes llega tarde, la falta saber venderse (ser creíble, me refiero, y no a cobrar tasa por el uso de su carne), saber llegar a tiempo con sus medidas, saber comunicar lo buena que es, saber rodearse de los grises personajes adecuados..., etcétera. Ambos, España y yo, lo hacemos estupendamente..., pero tarde; corremos como los gamos..., pero tarde; y hacemos bien nuestro trabajo..., pero tarde. Siempre tarde..., por tontos, y, claro, así no hay quién pueda. España y yo tenemos un gran potencial, pero seguiremos teniéndolo por mucho tiempo mientras no contemos con los expertos —a lo mejor grises, pero capaces— que nos aporten lo que nos falta. No siempre el tonto es el burro, pero siempre es el que tira del carro. Cuestión de posiciones. ¿Quién, por Dios, nos echa una mano para ser lo que somos?

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris