Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cristianismo originario   -   Sección:   Opinión

El confesionario como fuente de inspiración matrimonial

Teresa Antequera
Vida Universal
miércoles, 24 de junio de 2009, 03:08 h (CET)
La Conferencia Episcopal alemana reunida en Febrero del pasado año en la ciudad Bávara de Würzburg trató entre otros temas de interés eclesial, uno que forma parte del debate público actual de toda Europa “Matrimonio y Familia”, para el que los 72 obispos reunidos reservaron todo un día. Entre las declaraciones y conversaciones obispales tenidas durante el citado evento, es de indiscutible interés la expresada por el Obispo Mixa, quien dijo: “Precisamente debido a la confianza que deposita la gente en uno, que se debe también a que hay que guardar el secreto de confesión, me entero de muchísimas cosas, especialmente durante la confesión, lo que está relacionado con las preocupaciones y apremios que tienen las personas”.

Es sin duda curioso imaginarse que el confesionario sirva como fuente de información para introducir una moral matrimonial y una ética sobre la familia. No es difícil imaginar lo que un cura escucha en un confesionario: un marido confiesa haber engañado su esposa con otra mujer; luego la esposa le cuenta que se pelea con su marido; es decir el confesionario convertido en un receptáculo de los pecados conyugales y de sus patologías, pero poco sobre un matrimonio vivo, sano y satisfecho, que debería ser el que, en base a sus experiencias positivas, diera un ejemplo de vida matrimonial a seguir. ¿Ofrece por lo tanto el confesionario una adecuada fuente de inspiración para que los teólogos desarrollen su ética?

Sin embargo la pregunta sobre este tema que más se oye en la calle es: ¿Qué puede decir un cura en un confesionario a un hombre agobiado porque ha hecho algo mal, quien seguramente no sabe como solucionar los problemas en su matrimonio? ¿Qué se llevará a casa este pobre hombre o esta pobre mujer? Es cierto que parte de la controversia gira en torno a si los curas pueden dar consejos matrimoniales o no, lo que visto desde una perspectiva crítica, sería comparable a como si un médico solo hubiese leído sobre enfermedades pero nunca hubiese tratado a un paciente. Sí ponemos el ejemplo de un hombre casado desde hace 40 años, que ha criado a 2 ó 3 hijos y que conoce las experiencias y luchas diarias en la pareja y como padre, reconoceremos que esto no se aprende en ninguna escuela, ni en ningún libro sobre educación infantil. Cada niño es único y con su mujer habrá vivido cientos de situaciones diferentes de las que aprender. ¿Cómo pueden los sacerdotes que no conocen estos problemas lo más mínimo atreverse a prestar ayuda en este dificil asunto? A lo sumo podrían dar como directrices los Diez Mandamientos y el Sermón de la Montaña, diciendo a la persona que se dirige a ellos: vuelve a casa y piensa si lo que estás haciendo concuerda con el Sermón de la Montaña. Pero no deberían en absoluto llevar a cabo una asesoría matrimonial.

No hay que extrañarse de que la moral matrimonial de la iglesia católica haya sido durante mucho tiempo algo asfixiante, si se piensa sólo en la prohibición de la píldora anticonceptiva y en el preservativo, o en todos los preceptos que llegaban incluso hasta el dormitorio de los cónyuges. El desamparo eclesial en un asunto tal, se expresa entre otras cosas, en que se huye hacia consideraciones generales. Recientemente lo hemos podido observar de nuevo en una ininteligible declaración del Papa, quien con toda seriedad dijo lo siguiente respecto a la relación entre el hombre y la mujer: «La relación hombre-mujer, con su singularidad, reciprocidad y complementariedad, constituye sin duda un punto principal de la cuestión antropológica, que para la cultura contemporánea es tan decisiva». Una vez más la iglesia da muestras de que cuanto más lejos se encuentra de un tema, tantas más frases y palabras sin sentido emplea, con esto sólo intenta ocultar un profundo desconocimiento del mismo.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris