Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No es un debate entre ciencia y religión

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
sábado, 20 de junio de 2009, 04:16 h (CET)
¿Recuerda? Hace poco más de tres meses una clínica de reproducción asistida de California ofrecía a futuros padres la posibilidad de escoger algunos rasgos físicos del bebé, como el sexo y el color del pelo o los ojos. Los responsables de la entidad aluden a fines “cosméticos”, lo que refleja una concepción instrumental de la vida humana incompatible con los principios éticos más elementales.

Seleccionar embriones de diseño para producir bebés “guapos” e “inteligentes” es una fórmula que se aproxima peligrosamente a la selección racial. Es por ello un planteamiento inaceptable en términos morales que atenta contra la dignidad humana. No se trata de limitar avances científicos, ni de poner barreras a la investigación, sino de impedir que, en nombre de un supuesto progreso, se altere la naturaleza de un individuo en el momento de su concepción. Cada ser humano es un fin en sí mismo que no puede ser utilizado como un instrumento al servicio de objetivos económicos, científicos o incluso de la satisfacción de sus progenitores. No es un debate artificial entre ciencia y religión o entre “progresistas” y “reaccionarios”, sino una exigencia de los principios éticos que sustentan nuestra civilización frente a quienes anteponen el beneficio particular a la dignidad moral de la persona en nombre de una falsa concepción del avance tecnológico.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris