Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Cómo funciona la fuerza de voluntad

La cuestión es que hoy en día está de moda la motivación, tanto a nivel profesional como personal, pero no tanto la fuerza de voluntad
César Piqueras
@cesarpiqueras
viernes, 27 de mayo de 2016, 09:09 h (CET)
Todos disponemos de una cantidad de fuerza de voluntad. Algunas personas tienen más que otras. Hoy me gustaría hablarte de cómo funciona la fuerza de voluntad en base a algunas investigaciones que se han llevado a cabo…

Motivación vs fuerza de voluntad
¿Es la fuerza de voluntad lo mismo que la motivación? Seguro que piensas que son diferentes, pero ¿qué las hace diferentes?

En la motivación hay algo que tira de ti, te sientes atraído por algo. Algo te motiva y vas hacia ello, sin pensar demasiado.

En la fuerza de voluntad, eres tú quien va hacia ese algo, porque sabes que a largo plazo le será beneficioso. ¿Me motiva hacer deporte? Generalmente no. Pero sé que para vivir 100 años necesito hacer deporte a menudo. Para hacer deporte necesito fuerza de voluntad. Por cierto, ya llevo 28 carreras de mi objetivo de 80 este año. En las vacaciones de verano espero que este número suba mucho.

A nuestros hijos les creamos vidas en las cuáles sólo tienen que hacer aquello que les motiva. Sin caer en la cuenta de que sin fuerza de voluntad podrán conseguir poco en la vida.

Qué ocurre con la fuerza de voluntad
Ocurre que se agota, que se va acabando a medida que pasa el día. Todos nos levantamos con una pila cargada de fuerza de voluntad, pero esta batería se va agotando a medida que tomamos decisiones.

Por eso al final del día es cuando más “pecados” podemos cometer: lease “fumar un cigarro”, “cenar más de la cuenta”, etc…

Por eso en los supermercados las galletas Oreo, Twix y un largo etcétera de comida basura están al llegar a la caja. Porque en ese momento ya has tomado tantas decisiones comprando que tu fuerza de voluntad está por los suelos. Y entonces es cuando picas.

De ahí que yo insista mucho en que lo importante del día, aquellos hábitos y buenas costumbres que quieras incorporar a tu vida, las tienes que hacer en las primeras horas del día.

Las tres primeras horas de trabajo del día son las más importantes para ocuparte de lo que realmente vale la pena en tu actividad profesional.

Una reunión a primera hora del día te dejará sin fuerza de voluntad para continuar la jornada.

Una investigación curiosa
En una investigación llevada a cabo por Baba Shiv en la Universidad de Stanford, se constató como la fuerza de voluntad se agota al tomar decisiones.

En una sala se divide al grupo de personas en dos. A una parte del grupo se le pide que memorice un número de dos cifras. A otra parte del grupo se le pide que memorice un número de siete cifras.

Al acabar el ejercicio, salen de la sala y en la puerta hay un puesto para tomar algo en forma de aperitivo. Existen dos clases de alimentos: un bowl de macedonia de frutas o un trozo de tarta de chocolate.

¿Qué grupo tomó más tarta de chocolate?

El segundo grupo (el que había memorizado 7 cifras) tomó el doble de tarta de chocolate.

¿Porqué? habían tenido que utilizar el pensamiento y habían hecho un esfuerzo.

¡No te parece alarmante! para un ejercicio tan sencillo, las personas ya agotan su fuerza de voluntad y acaban por hacer cosas que en otro momento no harían.

Implicaciones en tu vida
¿Qué comes después de un día duro de trabajo?

¿Qué tipo de trabajo abordas después de una reunión?

¿En qué medida te pones a trabajar con lo que menos te apetece (y más fuerza de volunta requiere), después de haber leído 20 emails?

¿Eres capaz de hacer deporte al final del día?

La cuestión es que si somos conscientes de este punto tan sencillo, podremos tener nuestra pila de fuerza de voluntad más cargada para cuando la necesitemos.

Levantarse temprano y ocuparse de todo aquello que más fuerza de voluntad requiere es una estrategia ganadora. Porque de lo contrario lo dejarás para otro día.

A nivel personal, hacer deporte, meditar, y otras cosas de este tipo te recomiendo hacerlas a primera hora.

Mis rutinas a primera hora son:

Tabla de ejercicios HIIT: 13 minutos.
Meditar: 15 minutos.
Desayunar tranquilamente y saboreando el desayuno: 25 minutos.
Escribir en este blog: 30 minutos.
Resolver temas muy importantes de trabajo antes de salir de la oficina: 60 minutos.

A nivel profesional te recomiendo que las 3 primeras horas del día sean las horas mágicas en las que no incluyas en tus tareas nada que no sea lo más importante. O tu fuerza de voluntad acabará por los suelos y no la tendrás disponible cuando la necesites.

Sólo te invito a que durante un par de semanas sigas este hábito y luego ya me cuentas.

Que tengas un gran día.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris