Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Dispendios balompédicos

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
jueves, 18 de junio de 2009, 02:18 h (CET)
Cada temporada suele pasar lo mismo, terminan las competiciones oficiales y los lunes ya no son lo mismo a la hora del carajillo matutino, ya no hay partido del que hablar ni arbitro al que vilipendiar, ni lamentaciones por aquel balón que dio en el larguero y arrebató la victoria a nuestro equipo del alma. Pero mientras en las barras de los bares, en el metro y en los autobuses los forofos del balón se consuelan hablando de cualquier partido “pachanguero” – como esos que este año se han inventado en la punta de África- la burocracia futbolera se mueve en los despachos intentando captar para los colores de su “cuadra” a cualquiera de los nombres más mediáticos de todos los que pasean los tacos de sus botas por los principales estadios mundiales.

Esto pasa cada año al finalizar la competición liguera, unos futbolistas finalizan sus contratos y buscan nuevos horizontes, otros son solicitados por clubs que invierten en ellos pagando las llamadas “cláusulas de rescisión” y otros, provenientes de los equipos descendidos, intentan seguir jugando en primera división buscando un nuevo club. Pero este año los fichajes de algunos futbolistas han llegado incluso hasta el Parlamento y han sido objeto de sesudas disquisiciones por parte de analistas, tertulianos y demás fauna en este arte de juntar letras. Florentino Pérez, afamado y rico constructor, ha llegado a la presidencia del Real Madrid después de que el club blanco pasara, con más pena que gloria, por una temporada que sus seguidores ya han escondido en el cajón del olvido. Fue llegar Florentino a la presidencial poltrona blanca y dispararse la inflación en el mercado futbolero.

Y aunque la actual coyuntura económica no está como para ir lanzando cohetes, el presidente de los blancos no ha lanzado uno, él, lleno de orgullo y prepotencia, desde los mismos pies de la Cibeles y sus quietos leones ha disparado una traca entera con los fichajes que a estas alturas ya ha firmado y con los que tiene anunciados. Florentino comenzó la mudanza por el equipo técnico donde cambio la gomina de Mijatovich por la labia dulzona y sabia de Valdano, pagó los servicios de Juande Ramos- que llevó al Madrid a ser el segundón en la Liga- con su cese inmediato, y todavía no se ha deshecho de ninguna de sus figuras y de alguno de sus tuerce botas porque, debido a sus altos emolumentos, debe tener difícil colocarlos en algún club. Es decir, que el Real Madrid todavía no ha hecho caja con la venta de ninguno de sus jugadores.

Y pese a no haber tenido todavía ingresos derivados del mercado futbolístico ya ha comenzado a gastar cual nuevo Rey Midas. Con tan sólo dos jugadores, Kaká y Cristiano Ronaldo, ya se ha endeudado el Real Madrid en 170 millones de euros, y todavía quiere llegar a los trescientos millones de inversión en jugadores. El Madrid, como tantos clubes, tan sólo tiene telarañas en la caja fuerte y deudas, tanto con la Seguridad Social como con Hacienda, pero a los clubes de futbol los bancos y cajas de ahorro les tienen cariño y los prestamos que deniegan a los padres de familia para poder llevar adelante su negocio y dar de comer a los suyos no los niegan a los clubes de fútbol. La vara de medir en uno u otro caso es totalmente diferente, al Real Madrid, Caja Madrid y el Banco de Santander le han concedido sendos préstamos para poder hacer frente al pago de sus dos últimos fichajes estrella. Los directivos bancarios afirman la total solvencia del equipo blanco que avala los préstamos con los derechos que le abonará Mediapro por televisar sus partidos y, según parece, con la futura construcción de siete plantas en la llamada Esquina del Bernabeu, ya saben que últimamente la recalificación de terrenos es un pingüe negocio en los ámbitos futboleros. Pero lo peor de todo este tejemaneje que se traen bancos, cajas de ahorro y Real Madrid es que, si por desgracia, algo sale mal y el club no paga sus deudas, las entidades bancarias irán corriendo a pedir ayuda a “papa estado” y éste, como hizo hace poco con algunos bancos y cajas, les inyectará capital, capital que sale de los impuestos que pagamos los demás, incluso los que no van al fútbol.

Vivimos en una sociedad capitalista, ya queda lejos, en muchos casos, aquello del club que representa a una tierra, ahora son simplemente empresas que precisan ganar dinero para seguir existiendo, y los jugadores son su activo más inmediato y fácil de convertir en euros. En esta carrera de conseguir con dinero a algunos de los mejores jugadores del mundo el Real Madrid se ha colocado a la cabeza de un dispendio que para muchos de sus seguidores y de los aficionados al futbol en general es un autentico insulto en los tiempos que corren. Opino que el Parlamento no puede dictar una legislación coercitiva en materia de fichajes, son las leyes del mercado las que mandan, pero no estaría fuera de lugar que la elite de los futbolistas cotizara a Hacienda en su declaración de Renta por un tipo más acorde con sus ingresos y no con ese 24 % que ahora abonan. Incluso en el mercado capitalista es justo que pague más quien más gane, y si los bancos piden ayuda estatal el Gobierno debería negarla a los que hayan avalado traspasos futbolísticos de este tipo. Que cada cerdo aguante su San Martín, y no quiero pensar que pasará si el Real Madrid no llega tampoco este año, a pesar de tantos millones, oropeles y fanfarrias, a jugar la final de la Champion en Mayo del año próximo en el Santiago Bernabeu. Al fin y al cabo tanto dispendio por parte de Florentino es para, este año sí, llegar más allá de cuartos de final en la Copa de Europa.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris