Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Los tan cacareados valores de la derecha

Mario López
Mario López
jueves, 18 de junio de 2009, 02:07 h (CET)
Los líderes del PP se llenan la boca hablando de valores éticos. De la necesidad de ellos y de su ausencia en este depravado mundo nuestro entregado al laicismo. Sin embargo, preguntada la señora Aguirre sobre su valoración del milimillonario fichaje de Cristiano Ronaldo, contesta: “el Real Madrid es una empresa privada y está en su derecho a realizar las operaciones que le parezcan oportunas. Y estoy encantada con el fichaje de Ronaldo”.

Bueno, pero aparte del mensaje obvio, ¿qué hay de los valores? ¿Añade algún valor ético al acervo de nuestros chavales el extraordinario interés económico que despierta un futbolista frente a la precariedad en la que nos hallamos sumidos el común de los trabajadores? ¿Es un buen incentivo para que los muchachos se pongan a estudiar matemáticas y dejen por un momento de darle a la pelota? ¿Ayuda a la necesaria austeridad familiar el gasto de 17.000 euros en bebidas realizado por el astro portugués en su noche de farra con Paris Hilton? ¿Ayuda a la resignación de los trabajadores que pierden su empleo la contratación de un futbolista por un importe equivalente a 360 vidas laborales? Entiendo que para la señora Aguirre estos emolumentos no supongan ningún disparate. Tanto ella como sus familiares y amigos están acostumbrados a manejar esas cifras. Pero, ya que es la presidenta de la Comunidad de Madrid: ¿no debería considerar el valor ético de los salarios de los madrileños? Entiendo que vivimos en una sociedad capitalista y que los futbolistas no son los únicos ciudadanos que cobran sueldos astronómicos. Pero desde la responsabilidad de un cargo público se debe procurar hacer cierta pedagogía y no ofender la sensibilidad de los ciudadanos. No se puede repicar y oír misa. El capitalismo es esencialmente perverso y carece de valores éticos. Pues que no pretendan demostrar lo contrario.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris