Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

Una huerta sin secretos (II)

Ángel Sáez
Ángel Sáez
jueves, 18 de junio de 2009, 02:03 h (CET)
DE JESÚS ARTEAGA ROMERO

(Sigue el de ayer.)

Lo que llama la atención
al curioso que las mira
es la clase de colores
que nos dan las margaritas
y que más de uno se cree
que las tiñen o las tintan…


Son colores naturales
y al que pasa se le invita
a llevarse un ramo de ellas
para darlo a su abuelita…

Ahora sí que sonríe
y es muy ancha su sonrisa,
porque sabe que otras huertas,
aunque estén casi vecinas,
no contienen los encantos
de sus bellas margaritas,
que emborrachan al que pasa
con la copa de la envidia…
¡Qué orgullosa está la abuela
de sus flores variopintas,
presumiendo de su huerta
tan preciosa y tan florida!

Y las flores se las lleva
a la Virgen de la ermita;
y mantienen su frescura
absorbiendo una aspirina;
y con un vasito de agua,
alargando van su vida.

Y también lleva a su casa
y las pone en la jarrita
que la ofrece a San Antón
y a la Virgen Pilarica,
recibiendo bendiciones
de ambos dos en su casita…
Y también lleva a la Iglesia
y las pone a Santa Rita…
Muchas son sus devociones;
cuando reza es atendida
por el propio San Antón
y la propia Pilarica…

Y por si éstos le fallaran
le queda aún Santa Rita;
y, asimismo, mil demandas
a la Virgen de la ermita,
si sus Santos le fallaran
porque tienen un mal día.

Y ahora sí que se sonríe
engrandando su sonrisa,
pues se siente acompañada
de sus Santos la abuelita,
porque ve que la protegen,
que la cuidan y la miman,
mientras no falten las flores
de sus bellas margaritas.

Estos versos los dedico
a mi hermana Margarita
y a Ana Mari Osés, que son
tan amantes de las flores.


Jesús Arteaga Romero

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris