Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

¿Propiedad y corrección?

Ángel Sáez
Ángel Sáez
lunes, 15 de junio de 2009, 03:24 h (CET)
Hoy, sábado, 13 de junio de 2009, en la página 76 de Diario de Navarra, bajo el marbete de EL DICHO, se lee: “Al freir (sic; sin tilde) será el reir (sic; sin tilde)”. Y, a renglón seguido, esto otro: “El dicho se utiliza para pronosticar el cumplimiento de algún hecho adverso, o bien para reprobar la escasa prudencia en la ejecución de cierta tarea (...)”. Muchas veces (quien la probó lo sabe), a la literatura le da por exudar líneas proféticas.

Tengo para mí que las sendas ausencias de los dos acentos ortográficos, más que a meras cuestiones de “escasa prudencia”, se deben a dos asuntos coincidentes en una misma, absoluta y completa falta de propiedad y corrección por parte del hacedor de dicho título.

Si quien te lee te loa, en el caso que nos ocupa, me temo, acaecerá lo contrario u opuesto, pues al leer será el liar la cosa y no loar, sino denigrar.

En la titulada “El oso, la mona y el cerdo“, recogida entre sus “Fábulas literarias”, Tomás de Iriarte escribió esta cuarteta: “Guarde para su regalo / esta sentencia un autor: / si el sabio no aprueba, ¡malo!; / si el necio aplaude, ¡peor!”.

Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris