Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

¿Puede volver a ser obamizada virginia?

E. J. Dionne
E. J. Dionne
sábado, 13 de junio de 2009, 08:44 h (CET)
Era la respuesta imprevista, sin pulir y exactamente apropiada de un candidato que hace algunas semanas se esperaba perdedor y en su lugar logró una victoria aplastante.

En las primarias Demócratas de Virginia a la gobernación, R. Creigh Deeds, Senador del estado natural del rural Bath County, acababa de derrotar por puntos a Terry McAuliffe, la máquina de hacer dinero del Partido Demócrata cuyo entusiasmo desenfrenado podría convertirle algún día en recurso energético alternativo.

Deeds, con una sonrisa más grande que la mansión de Thomas Jefferson en Monticello, miraba a la muchedumbre entusiasta congregada aquí la noche del martes y pronunciaba una única palabra.

"¡Vaya!” decía, y a continuación lo repetía y lo volvía a repetir.

Los que están en desventaja disfrutan de un atractivo natural, y los Demócratas tienen suerte de que Deeds vaya a liderarles en una de las dos elecciones por la gobernación que se celebran en el país este año. Moderado de pueblo que habla con acento vibrante y que triunfó sobre todo en las zonas más Republicanas del estado, no será fácil de retratar como criatura de la política nacional.

Y para preservar la sensación de bonanza política, el Presidente Obama necesita por lo menos una victoria Demócrata este otoño, ya sea aquí o en New Jersey, en donde el titular de su partido Jon Corzine dispone de financiación pero tiene problemas.

Por supuesto, la importancia de ambos comicios será exagerada más allá de sus implicaciones reales para la política nacional, pero queda la cuestión sustancial de si la magia de Obama podrá triunfar cuando él no esté en la lista electoral. Las legiones de electores nuevos que atrajo a las urnas permitieron a los Demócratas arrasar en 2008, pero también fue un triunfo profundamente personal y Obama encabeza una presidencia muy personalizada.

"Una de las dudas surgidas el año pasado," explica Geoffrey Garin, experto Demócrata en encuestas, "es si los nuevos votantes han sido Obamizados o politizados. Existen abundantes pruebas de que muchos de los Demócratas que se mostraron extremadamente entusiastas y se movilizaron en el 2008 estaban en realidad centrados en Obama en lugar de en la política más en general.”

Virginia es un ejemplo. Los resultados de 2008 aquí arrojaron un incremento de más de 500.000 votos con respecto a 2004. John McCain consiguió más votos que George W. Bush cuatro años antes -- y aun así perdió el estado por más de 200.000 votos.

Los jóvenes fueron la clave. Según un nuevo análisis de la encuesta a pie de urna de 2008, el 24% de los votos de Virginia a Obama procedían de votantes de menos de 30 años (en comparación con el 18% de McCain). La mayor parte del margen de victoria de Obama lo proporcionaron estos jóvenes electores.

¿Podrá producir Deeds un incremento suficiente cuando se enfrente en otoño al fiscal general Republicano Bob McDonnell?

Las preocupantes noticias para los Demócratas son que la participación en las primarias de Virginia el martes fue raquítica según la mayor parte de los precedentes -- justo por encima del 6% de los votantes convocados -- aunque los comicios de este año sí atrajeron a las urnas a más votantes que las primarias al Senado de 2006 que llevaron a la victoria al Demócrata Jim Webb.

Y con una victoria sacada del manual del consultor político, Deeds encabezará un partido unido. McAuliffe dominó la carrera al principio con su dinero y vigor campechano, pero también generó una reacción discreta entre los electores que le veían como un extranjero ambicioso que se vale de su estado.

La entrada del ex secretario nacional Demócrata en la carrera amenazaba la candidatura de Brian Moran, un legislador estatal muy respetado que compartía electores con McAuliffe en el norte de Virginia y que había sido el preferido por encima de Deeds antes de que McAuliffe entrara en escena. De forma que Moran iba por detrás de McAuliffe y, alentado por el oportuno apoyo del Washington Post, Deeds se situó en el centro.

El Representante Tom Perriello, un congresista novato cuya victoria por sorpresa el año pasado en un distrito Republicano fue otra muestra de la propagación de la fuerza de los Demócratas por el estado, resume agradablemente la dinámica. "El número dos desbancó al número uno, y emergió el número tres," decía en una entrevista en la fiesta de victoria de Deeds. Y casi todo el mundo sentía afecto por el número tres.

En lo que es probable que se convierta en una muestra de su estrategia en las elecciones de 2010 al Congreso, los Republicanos esperan que la reacción en contra de los elevados niveles de gasto de Obama devuelva a los conservadores de Virginia a sus orígenes políticos.

"Toda esta actividad en Washington está yendo demasiado lejos," decía Christopher Peace, legislador estatal Republicano procedente de los suburbios de Richmond, “y necesitamos hacer un inventario y tomar una dirección diferente, en este estado por lo menos.”

Pero su discurso de victoria, Deeds tuvo presente un socio para su contrincante Republicano y denunció "la desastrosa agenda social y económica de Bob McDonnell y George W. Bush.” ¿Quién mejor que Bush para Obamizar al electorado de Virginia una vez más por lo menos?

____________________

Diario SIGLO XXI dispone de los derechos de publicación en exclusiva para medios digitales españoles de este y muchos otros columnistas del Washington Post Writers Group.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris