Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Barcelona Bridal Week   -   Sección:  

Adiós novias hasta el año que viene

Teresa Berengueras
Teresa Berengueras
@berealsina
sábado, 13 de junio de 2009, 08:46 h (CET)
Este viernes ha finalizado la Pasarela Gaudí Novias y se ha abierto la Feria de la BARCELONA BRIDAL WEEK, lo que hemos visto en casi una semana, ahora se está vendiendo en los 30.000 metros cuadrados de Feria repartidos en 200 firmas, todas han trabajado para un sector que no acusa la crisis según nos dijo el presidente de la misma Alex Flaqué y que en este fin de semana pasan el examen final y el mas duro como es el de la venta del producto. Este viernes en la Pasarela Gaudí han desfilado más diseñadores con vestido en tul ilusión, en seda y organza y también ha habido una pasarela especial para el hombre que va al altar o al juzgado a casarse de la mano del eterno Fuentecapala, uno de los pocos diseñadores de toda la vida que visten al hombre en este día llamado tan especial, y ha desfilado también la llamada Plataforma Alta Costura con tres nombres consagrados, Frans Baviera, Piedad Rodríguez y Teresa Ripoll, los tres han presentado nuevas líneas para lucirlas en momentos muy especiales, han exhibido sus líneas depuradas y sus tejidos tan elitistas y me parece muy bien pero estas tres colecciones en un solo desfile ( el año pasado fueron siete los diseñadores que presentaron sus propuestas) en un certamen eminentemente de moda de novias aunque forman parte también del cortejo madrinas, madres, hermanas y amigas que hay que vestir nos parece un lunar en un lago en donde sólo tienen cabida las propuestas para novias y más cuando de siete diseñadores han quedado sólo tres, ¿estos tres no tienen derecho a presentar sus tendencias?, si, por supuesto, ¿es adecuado el marco de la BARCELONA BRIDAL WEEK? a mi manera de entender no, los tres diseñadores merecen mejor suerte, merecen una pasarela para ellos, las autoridades catalanas deberían pensar en estos creadores que llevan años en la moda y merecen su atención, la verdad, no en medio de un arsenal de novias maravillosas o menos maravillosas en donde al final de la semana, es decir el viernes, este viernes, nuestra retina ya no aguanta más, ni tan sólo un giro hacia los vestidos de fiesta. Creo que la Alta Costura que existe en Catalunya es un capítulo aparte a tener en cuenta, también quizá para los que rigen los destinos de la Pasarela GAUDÍ que acaba de dar el cerrojazo con nota alta.




Clemente Lequio.




La modelo Davinia en la pasarela.


En el desfile de los andaluces Victorio y Lucchino vimos una mini presentación de sus diseños para hombre en el día de la boda. Trajes muy bien hechos, muy clásicos y que posiblemente ninguna de las novias que ellos presentaron nunca hubiera acudido a dar el sí con un hombre vestido a la manera de V&L, sin embargo entendemos que en esta historia del día de la boda ellos tienen mucho que decir y que muchas veces prefieren ir mucho más clásicos que sus parejas, lo que me resultó incomprensible fue ver en la pasarela a Clemente Lequio hijo de Alessandro y de Antonia Dell’Atte, y digo incomprensible porque este chico no da la talla de los modelos que pasaron la misma noche y en la misma pasarela, noté una enorme diferencia, para mal, Clemente, probablemente, sirve para otros muchos trabajos pero nunca para modelo, Victorio y Lucchino, a quién tengo devoción profesional y personal desde hace largos años, no necesitan un nombre y un apellido para salir en el Hola, ellos solos se bastan y su trabajo es ampliamente reconocido por todos los que hacemos y hemos hecho moda y por su numerosa clientela. Clemente es un chico encantador y el trabajo está difícil en estos días, pero en la pasarela, aunque sea la nupcial, no entra. No vi a su madre una ex modelo titulada por el gran maestro Armani, ella vive en Barcelona e imagino que si se hubiera encontrado en la ciudad la hubiésemos visto en primera fila o ¿no vino porque sabe que Clemente, a quién adora como madre amantísima que es no está dotado para estos menesteres?

Y ya repasando estos días, y a vuelo de pájaro, acentuar la importancia que se les da a los diseñadores, a su trabajo y la poca que ha tenido en esta edición esa primera fila tan cacareada en otras pasarelas, en donde parece que los diseñadores son meras figuritas de porcelana. Es un hecho que los personajes conocidos lucen muy bonito en una fiesta e incluso en el llamado “first row”, lo vemos en París, en Nueva York, en Milán y en Madrid, en Barcelona la primera fila está reservada para algunos empresarios, algunos políticos, para amigos y familiares y naturalmente para la prensa. En Barcelona es un lujo tener la industria tan saneada y recurrir poco a estas caras famosas que muchas veces son hijas o hijos de personajes muy famosos y con carrera reconocida pero no así la de sus hijos, ellos, jóvenes, están empezando. Nada que objetar, es lícito que el diseñador lleva a su desfile a personajes y personajillos con el deseo de salir en la prensa, pero a mi me gusta mucho más que se pague a una modelo o a un modelo, a fin de cuentas es su trabajo, para lucir los diseños en esta Pasarela Internacional que pagarle unos miles de euros a alguien cuyo único mérito es ser hijo de o salir en las revistas sin tener ningún curriculum.

Probablemente estoy hablando de algo, la falta de figuras con un cierto relumbrón, que sucede por falta de dinero y nadie me lo ha contado, si es así que siga la falta de euros para ello. Creo firmemente que la Pasarela Gaudí tiene fuerza y personalidad para seguir así muchos años, bueno, tres como dijo el conseller Huguet en rueda de prensa el lunes de esta semana que estamos casi despidiendo, quizás soy muy mala y en ese momento y en ese día me pillaron por sorpresa y no me di cuenta que hay elecciones autonómicas dentro de poco más de un año y el actual gobierno no puede comprometerse a dejar herencias, aunque estas sean tan positivas como la BARCELONA BRIDAL WEEK al gobierno que pueda salir triunfante en los próximos comicios, sea del color que sea. Cada gobierno tiene derecho a administrar nuestro dinero de la manera que mejor considere para los intereses de los ciudadanos y aunque esta Pasarela es un buen legado todo gobierno tiene derecho, para el bien común a empezar de nuevo para intentar hacer las cosas de la mejor manera según su entender y su programa.




Tres modelos de la plataforma de alta costura.


Bueno y me voy a otro asunto porque Tere, Tere, esto de la política no es lo tuyo por mucho derecho que una tenga a expresarse, pero los políticos también tienen una imagen estereotipada de la gente que escribe, de los periodistas y a mi siempre me han tenido y me tienen como la de “color rosa”, la del colorín colorado, un poco tontita y a la que hay que contarle cosas sin sentido para que las transmita, pues sí, pero voto como todos los ciudadanos y pienso un poquito, no mucho para no enfadar al personal y sin ser La Maña ( Maña cuanto te quiero) estoy aquí para distraer y no para ser profunda, una pasa de puntillas y ale a otra cosa mariposa. Y estando en esas se preguntarán qué hacemos tantas horas metidos en esas pasarelas de color de rosa aunque a veces sean negras, pues bien entre desfile y desfile con nuestra acreditación colgada al cuello nos vamos al village que está al lado, vamos de una parte a otra dando muchos pasos pero caminando pocos kilómetros, salir del edificio es una gesta, la Feria está situada en un polígono industrial y no podemos salir a tomar un café, ni un croissant, ni un zumo de naranja, todo esto se supone que lo podemos saborear en el bar del village al que tenemos acceso los periodistas y un montón de personas más, allí te dan café Illy, mini Black de Freixenet y de picar nada, absolutamente nada de nada, es así y así lo he vivido, como también he vivido, y eso me parece feo, ver como en un lateral de esta gran sala el Presidente de la Fira y de la BARCELONA BRIDAL WEEK atendían a sus invitados y les servían platitos de canapés, lo veíamos todos los que estábamos en esa sala y personalmente entiendo que las autoridades deben tener un trato apropiado pero no se deben hacer distinciones a la vista de todos los que estamos trabajando, esto me recuerda los tiempos en los que había diferencias entre los que mandaban y sus súbditos, hoy, afortunadamente, muchos periodistas ya no somos súbditos de nadie aunque haya compañeros que por ocupar un lugar al lado del poder ponen su pluma al dictado del mismo. Hace feo y mucho. Bueno, y hablando de feos decir que la prensa internacional y la de Madrid y otras ciudades del Estado Español son muy bien tratados, eso me gusta y es un ejemplo a seguir, creo que ante todo en la vida hay que ser generoso y buen anfitrión pero ¿y los de casa qué? Pues nada a los de casa metro y bus y si careces de automóvil puedes viajar desde el hotel donde la organización aloja a los periodistas venidos de fuera hasta el recinto ferial ida y vuelta y desde allí regresar como sea a tu casa. Bien, los pases acaban a las 21’45 o a las 22’00 horas y se llega a Barcelona, con mucha suerte y sin tener opción a ir al bakstage después del último desfile porque el bus de los periodistas internacionales sale inmediatamente después del desfile, hay que llamar a la suerte y cruzar los dedos para coger el último bus para llegar a casa o el metro o bien esperar a los buses nocturnos que empiezan su ruta a la medianoche, hora bruja, o tomar un taxi que te aplica la tarifa nocturna, vamos que la Feria a los de Barcelona, a los autóctonos nos cuesta una pasta, en la Feria piensan, y no lo dicen, que aún tendríamos que dar las gracias por la acreditación, cualquier queja expresada de manera educada, simpática y profesional es escuchada por los organizadores, pero generalmente no se resuelve y a veces la miran como un problema y a quién la expresa como un profesional problemático. Hoy en día en que la profesión de periodista está tan mal por la falta de puestos de trabajo los que están arriba siempre piensan que en tu lugar pueden encontrar mil más que hacen el trabajo calladamente y sin expresar las críticas como ahora yo lo estoy haciendo.




Momento divertido en la pasarela.


Hemos visto novias de todas las maneras posibles, novias minifalderas, novias con pantalón, trajes imposibles de llevar y trajes que seguro han despertado las ilusiones y los deseos de más de una moza casadera pero he notado a faltar ese “bouquet” floral que toda novia ansía llevar el día de su boda y que al finalizar la ceremonia lanza al aire para dar suerte a la amiga soltera que lo pilla entre empujones, tampoco he visto muchos tocados con ese tul que tapa la cara de la novia y que una vez finalizada la ceremonia el novio levanta para dar el primer beso, aunque la verdad es que en los tiempos que corren el primer beso a veces ya está olvidado al llegar al altar o al juzgado correspondiente.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris