Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El amor

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
lunes, 8 de junio de 2009, 01:53 h (CET)
Hace algún tiempo leí –no cito su título porque no estoy segura, su autor si recuerdo es Antonio Fuentes- la experiencia que explicaba un médico había tenido de la entrega generosa y el verdadero amor de una madre a su hijo.

“En el quirófano acababa de entrar un niño de corta edad. Lo llevaban de una población lejana aquejado de cirrosis hepática. La operación larga y complicada, dos noches enteras de espera en UCI…Pero aquella madre velaba. Frío, sueño, hambre…En ningún momento se separa de la sala de espera.

Han pasado dos días. El niño se agrava. La tensión arterial se dispara, las constantes vitales se descontrolan…Pasa el médico por donde está la madre y por primera vez se dirige a ella. ¿Es que usted no come ni duerme? Le responde, que desde que su hijo ha llegado solo se interesa por él. Al decirle el médico la gravedad del niño, le pide que al menos la deje hablar un momento con él por el telefonillo de la UCI. El niño es sólo de meses, pero ella está convencida de que hablándole reconocerá su voz. El médico accede. En cuanto el niño oye la voz de su madre, comienza a sosegarse. Palabras de cariño, carantoñas que sólo él entiende, hasta llega a cantarle una nana, la que solía cantarle por las noches para dormir cuando se encontraba intranquilo en casa. En esos momentos la tensión se normaliza, las constantes vitales vuelven a dar signos de recuperación… ¿Qué sucede? Se preguntan el médico y el personal sanitario, que no acaban de dar crédito a lo que están viendo. Comprobaron de nuevo el cuadro del enfermito. No hay duda. En pocos minutos todo parece normal.

Pasaron unos días y el niño salió de peligro. No logran explicárselo”.

Lo que la ciencia no podía, lo ha podido en este caso el amor abnegado de una madre que, sobre todo, ha confiado en Dios. Un amor abnegado, un amor que no pide nada a cambio, es el amor que genera vida, es el amor auténtico.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris