Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El asesinato de seres humanos

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
viernes, 5 de junio de 2009, 00:07 h (CET)
VirtueMedia es una productora que anhela cambiar la cabeza y el corazón de las adolescentes, a través de mensajes afables. Los guiones están muy cuidados; en 30 segundos se resume una historia emotiva que transmite un mensaje, que proclama el valor de la vida. El testimonio de Norma McCorvey, más famosa como Jane Roe, la joven que provocó la sentencia del Tribunal Supremo “Roe vs. Wade”, de 1973, por la que se liberalizó el aborto en Estados Unidos. En este conciso anuncio, McCorvey revela cómo se transformó en una militante defensora de la vida y solicita que se modifique la sentencia sobre el aborto.

Otro anuncio de éxito ha sido “Silent No More”. En él salen algunas jóvenes que relatan las angustias que padecieron después del aborto; depresiones, alucinaciones, especulaciones suicidas y sentimientos de culpabilidad. El mensaje asevera: “El aborto no solucionó nuestros problemas, sencillamente creó otros”. Los spots se emitieron por la noche, cuando mujeres entre 18 y 24 años, están viendo la televisión. “Las mujeres que están pensando en abortar tienen problemas para dormir y permanecen despiertas hasta altas horas de la noche”.

Otra institución que se enfrenta al aborto es Women Exploited by Abortion (WEBA). Las jóvenes que se relacionan con WEBA han abortado y se arrepienten de ello. Este organismo solicitó una investigación a David Reardon, que tras entrevistar a 250 adolescentes que habían abortado en 42 Estados, arribó a la conclusión de que las jóvenes que abortan sufren la presión de su novio o de su familia.

Por otra parte, AfterAbortion.org, otra iniciativa fundada por el Elliot Institute para apoyar a todos los mortales que han sido afectados por el aborto; desde la joven que padece aflicciones hasta el novio que la conduce al chiringuito abortista, pasando por los abuelos y allegados que presencian el asesinato, en silencio. Sus fundadores se muestran como defensores de la vida. Su lema es: “No puedes herir a un niño, sin herir a la madre”.

Estas fundaciones ambicionan restituir el consuelo a las adolescentes que sufren un proceso de aflicción, llamado post aborto, aumentado por un gran dolor al haber asesinado a un ser inocente e indefenso, su propio hijo.

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris