Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

El fin de la crisis... por fin (remedio infalible)

Paco Milla
Paco Milla
viernes, 29 de mayo de 2009, 00:59 h (CET)
Pues no sé si por fin alguien ha encontrado la solución, pero este correo que he recibido, tiene buena pinta, en cuanto a que se centra en que la crisis no marchará sola, sino que tendremos que ser nosotros quienes la invitemos a hacerlo.

Hay quien pronostica que su reinado (o su tiranía), podría durar cinco años
Aviso que no soy el autor, (aunque no me importaría, por su genialidad) y que la fuente no la puedo citar porque la desconozco. Repito que lo he recibido por “emilio” del amigo Verano.

Lo copio tal cual. No se lo pierdan:
En agosto, en un pueblo costero español cualquiera, en plena temporada alta y sin nadie en los hoteles. Todo el pueblo está deprimido, pues la situación económica es mala. Vive a base de créditos y están muy endeudados. Por fortuna llega un millonario Ruso al Hotel del pueblo, deja un Billete de 500 Euros como fianza en la recepción y sube a su habitación.

El dueño del hotel corre a pagar la deuda que tenia con el carnicero, el carnicero cogió la furgoneta y se presento volando donde el criador de Cerdos, al que también debía dinero. El criador de cerdos casi le da un beso cuando le paga los 500 Euros, pues el le debía también dinero al vendedor de piensos. El vendedor de Piensos (que es un hombre de honor), va a corriendo al puticlub del pueblo a pagar la deuda que tiene contraída con una brasileña (Si, en estos tiempos tan difíciles las “prosti” también trabajan a crédito). La brasileña al recibir el dinero va al Hotel del pueblo (que es al sitio que lleva a sus clientes), donde debe dinero, y deja el billete de 500 Euros sobre el mostrador de recepción.

Inmediatamente después baja el cliente ruso, que al no estar satisfecho con la habitación, coge su dinero y se va.

¡Nadie ha ganado un duro, pero ahora la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!

SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS.

Hala, a otra cosa. De nada, para eso estamos, oiga.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris