Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Superioridad absoluta

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 28 de mayo de 2009, 22:54 h (CET)
Poco que decir del Barcelona y mucho que alabar al mismo tiempo. Ni el Real Madrid, ni el Athletic y ni el Manchester United han podido plantarle cara en Liga, Copa del Rey y Champions League. El Barça ha sido el claro dominador en las diferentes competiciones con un fútbol espectacular como antaño no se recordaba. Lo que han hecho los blaugrana esta temporada es histórico, pero este éxito tiene varios culpables, fundamentalmente, Pep Guardiola.

La pasada campaña Guardiola estaba entrenando al filial y en su primer año al frente del primer equipo ha sido capaz de conseguir el triplete, algo que ningún club español había logrado anteriormente. Es evidente, que a la magnífica labor del mister, se une la extraordinaria plantilla que tiene el Barcelona. Los Messi, Iniesta, Xavi, Henry o Etoo, Piqué o Alves han deleitado a los aficionados a este deporte con sus clases magistrales de cómo se debe jugar bien al fútbol. Pases al primer toque, triangulaciones, desmarques..., pero sobre todo, un fútbol que apuesta por el ataque, como el de antes, no como el que intentan imponernos la mayoría de entrenadores de hoy en día, que anteponen el resultado a cualquier cosa.

El pasado miércoles en la final de la Liga de Campeones, ni siquiera el United pudo 'toserle' al Barça. Los pupilos de Fergurson dieron varios arreones iniciales para terminar pronto doblando las rodillas ante la clara superioridad de los de Guardiola. El entrenador escocés planteó de inicio un partido perdido, mientras que el catalán mostró otra clase de cómo enfocar tácticamente un encuentro. Los ingleses, campeones de la Premier y de la Curling Cup, se vieron impotentes ante una rival mucho mejor. Si se dieron cuenta, el conjunto inglés se rindió a falta de veinte minutos para el pitido final.

De este modo, el Barça volvió a levantar otro título más, el tercero y su tercera Copa de Europa. Poco más hay que decir, han mostrado una superioridad absoluta y este 'triplete' es claro reflejo de esto. La palabra más comú para los adversarios y para los aficionados a los equipos rivales es resignación. Mucho y muy bien se tendrán que reforzar los clubes de la Liga y de Europa para poder luchar de igual a igual a este Barcelona que puede marcar una época.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris