Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

…y Acebes nos llamó miserables

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 27 de mayo de 2009, 22:22 h (CET)
No me extraña que Javier Arenas, sea una especie de Cenicienta en Andalucía. El pobre hombre se lo ha ganado a pulso. Su última “parida”, según informa El Plural, ha sido la de denunciar que el presidente del Gobierno se desplazó a Sevilla en un avión Falcón del Grupo 45 para dar un mitin en la capital andaluza. El pobre diablo se ha auto denunciado ya que según informa la citada fuente siendo él miembro del Gobierno presidido por Aznar, también hizo uso de estos aviones para ir a mítines de su partido. Es más, el propio Aznar, eso es público y notorio, también lo hizo siendo presidente del Gobierno para ir a dar mítines en distintos procesos electorales y nadie criticó ni muchos menos insultó. Lo de Zapatero y Aznar, es normal porque están obligados por motivos de seguridad, dada su calidad de presidentes del Gobierno, a utilizar este tipo de medio de transporte y porque, como muy bien se ha dicho, son presidentes las 24 horas del día y el tiempo cuenta mucho para un presidente del Gobierno. Sea quien sea.

Pero ha tenido que ser el “paridor” oficial de frases del PP, Esteban González Pons, quien ha dicho que: “Sabíamos que Zapatero era un mentiroso, pero no que era un gorrón” Gracioso el muchacho, ¿no? Esta parida me ha recordado el tratamiento que Ángel Acebes, ministro del Interior en el 11-M, dio a todos los españoles que no se tragaron las mentiras que desde el Gobierno se iban proyectando cara a la opinión pública llamándoles “miserables”. Por pura educación yo no voy a calificar de propias de un miserable las palabras de González Pons, pero sí que su actitud, en mi opinión, me parece malvada y perversa. Puestos a criticar habría que hablar mucho sobre lo que nos costaban a los españoles los viajes de Aznar para ir a visitar a su amigo Bush. Y en su momento nadie dijo nada y mucho menos insultó.

Estos son los que se “cabrean” cuando muchos ciudadanos y periodistas se refieren a Federico Trillo.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris