Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Santa Iglesia Católica

Mª Luisa García
Redacción
martes, 26 de mayo de 2009, 12:04 h (CET)
Por favor, póngame cuarto y mitad de ternera.

Señora, se confunde usted, esto es una joyería.

La señora, lejos de bajarse del burro, pasa a la ofensiva: ¿Pues sabe que le digo? Que es usted un totalitario, un intolerante y un terrorista de la libertad de mercado.

Convencida de lo equivocado que está el “señor de la joyería” coge las de “Villadiego” y a todo el que se cruza le habla pestes de semejante establecimiento.

Al día siguiente y al siguiente del siguiente, vuelve la señora a reincidir en su conducta insensata, majadera e inaceptable, se mire por donde se mire.

El señor de la Joyería tiene que guardar las formas, mantener un nivel de educación, de dignidad. No puede dejarse llevar por “los nervios” y además se deshace en explicaciones generosas de por qué no sirve carne en su comercio.

¡Qué tontería, que prepotencia de señor, pues no cree que lleva razón! dice cada vez más ofuscada la señora del ejemplo.

Así cada día con nuestra Santa Iglesia Católica. Empeñados, empecinados en utilizarla, en servirnos de Ella, en cambiarla, manipularla, adecuarla a nuestro capricho, a nuestro deseo del momento, que mañana será otro.

¿Tan difícil es entender que la Iglesia custodia, cuida, protege, rige, administra un Bien que Cristo mismo ha puesto a su cuidado?

Nosotros, los católicos, debemos defender este depósito, con cariño, con firmeza, con valentía, con amabilidad.

Porque no es un invento humano. Ni una idea luminosa de algún sabio.

¿No podría darme un poco de ternera solo por esta vez? ¿Por la amistad que nos une?

Pues, sintiéndolo mucho, no señora, no.

Noticias relacionadas

¿Es Francisco rehén del establishment vaticano?

Geopolítica de su Pontificado

Cualquier motivo sirve para el griterío

Algo marcha mal en una sociedad cuando se ve normal el vandalismo en que suelen convertirse las manifestaciones

Idea del tiempo

Bergson es uno de los grandes filósofos al que se le concedió el Nobel en 1928

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XL)

No tengo demasiado claro que en esta tierra sea una buena decisión proponer como modelo de santidad a un perturbado mental

Sánchez: recaudar para dilapidar. Cataluña: más dinero para el independentismo

Pronto han quedado evidenciadas las intenciones de Sánchez para sangrar a los españoles a impuestos y para mantener el apoyo de los independentistas a su gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris