Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Tónica deportiva   -   Sección:  

Nervios de Champions

Toni Castro
Toni Castro
lunes, 25 de mayo de 2009, 22:27 h (CET)
Este miércoles el FC Barcelona afronta su sexta final de la Copa de Europa. Berna (1961), Sevilla (1986) y Atenas (1994) son tres ciudades de mal recuerdo para el imaginario culé. En cambio, Londres (1992) y París (2006) entraron en la historia azulgrana como capitales talismán. Mañana el Barça luchará en otra gran capital europea, Roma, para alzar por tercera vez la “copa de las orejas grandes”.

Esta final de la Liga de Campeones se presenta como una de las más igualadas de los últimos años. Barcelona y Manchester United, los dos equipos que mejor juego practican del continente, frente a frente. El United, vigente campeón de la Champions, parte como leve favorito en las apuestas. Los ‘diablos rojos’, con Cristiano Ronaldo como referente ofensivo, buscarán romper la maldición y ganar el título europeo por segundo año consecutivo. Un hito que desde 1993, cuando se implantó el nuevo formato de Liga de Campeones, nadie ha conseguido. Y eso que en su momento ya lo intentaron Milan, Ajax y Juventus, que ganaron la Champions y al año siguiente fueron finalistas, como el United, pero no campeones.

Además, cuatro jugadores de la plantilla del Barça tienen una espina clavada de la Champions de París. Xavi –lesionado- y Messi –tocado- se perdieron la final. Iniesta vio toda la primera parte desde el banquillo y Henry, entonces jugador del Arsenal, vivió el agrio sabor de la derrota. Los cuatro tienen cuentas pendientes que resolver en esta final.

Por su parte, el barcelonismo vive desde hace días con la cabeza puesta en Roma. Una cosa está clara, se gane o se pierda contra el Manchester United ésta habrá sido una excelente temporada. Pep Guardiola ha conseguido en menos de un año estabilizar un club tocado, renovar la mentalidad de un vestuario lleno de tensiones e ilusionar con buen juego y títulos a una afición cansada de excusas. Este grupo de futbolistas dirigidos por Guardiola ha sumido a los culés en un estado de excitación permanente, ha logrado la Copa del Rey y la Liga, pero ganar mañana la Champions convertiría a este equipo en el mito del fútbol mundial, en el mejor Barça de todos los tiempos.

El aficionado azulgrana vive estas horas previas a la gran final con muchos nervios, con nervios de Champions. El soñado triplete es posible y millones de personas en todo el mundo lo esperan. Y es que las finales son para ganarlas, porque de los segundos nadie se acuerda. La suerte está echada y el Olímpico de Roma dictará sentencia.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris