Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡Sí pero no!

Pedro J. Piqueras
Redacción
lunes, 25 de mayo de 2009, 00:59 h (CET)
La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en una amplia entrevista a una cadena de radio, ante la siguiente pregunta de un oyente: ¿Si un feto de 13 semanas, que a él se le asemeja mucho a un bebé, a un ser vivo, lo es? Ella respondió: “Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica”. ¡Que barbaridad! Pensé, en aquel momento me vino a la mente, el caso de mi sobrina que siguió la formación del hijo que había en su seno. La primera visita que durante el embarazo hizo al ginecólogo, era aproximadamente a las 13 semanas, me detallaba con ilusión lo que había visto en la ecografía, como el niño se desarrollaba en su útero. Después de cada control con el médico nos hacía partícipes del proceso de desarrollo de esa personita, decía: “sentía el latir del corazón de su hijo, la cabeza, las manitas, las piernitas, todo perfecto, un ser pequeño, pero humano y completo”. Aunque la ministra ahora diga que no se puede hablar de ser humano por que carece de base científica.

Aído, por querer imponer la aberración del aborto a los 16 años sin permiso paterno, ha generado discrepancias entre sus propias filas: José Blanco, en Antena 3 dijo que: “desde su condición de católico no le ‘gusta que la gente pueda abortar’”. Se suman a ello José M. Barreda, el ex presidente de Extremadura quien dice: que “aunque no la autorización paterna, sí que se informe del aborto a sus padres”. El actual presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, dice que: “A partir de los 16 años debe decidir, pero no sin conocimiento, que no decisión, de sus padres al ser menor de edad legal” También el diputado J. A. Pérez Tapias del PSOE, y otros del grupo parlamentario, En Ferraz opinan que los discrepantes sólo son “voces aisladas”. Es decir ¡sí pero no! ¿Es un ser humano o no? ¿A los 16 años o no? ¿Con permiso paterno o no? Es igual, se hará lo que diga ZP.

Noticias relacionadas

Lazos de sangre gitana

La institución de la familia es para nosotros el eje central a través del cual discurre toda nuestra vida

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXX)

Mirar solo a la propia felicidad es una forma de egoísmo

¿No hay sitios más baratos que Barcelona para la vivienda pública?

“La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con las palabras mayores” Abraham Lincoln

Hiroshima y el acto de la “banalidad del mal”

La bomba a Hiroshima es un crimen impune

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris