Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Dos puntos sobre la ï   -   Sección:  

La FINA no ha estado fina

Daniel Lázaro
Daniel Lázaro
@tanke_13
sábado, 23 de mayo de 2009, 22:52 h (CET)
Hace poco más de tres meses ya comenté en este mismo espacio que la Federación Internacional de Natación (FINA) iba a modificar la normativa relativa a los bañadores de competición. Y así ha sido. El pasado martes salió a la luz el listado de bañadores ‘aptos’ hasta fin de año, con bastantes curiosidades que hacen sospechar a cualquiera. La FINA no ha estado tan fina en esta ocasión y debería aclarar cómo elaboró dicha relación.

El primer dato curioso es que solamente han sido 202 de los 348 bañadores examinados los que han superado la prueba. El segundo dato más relevante es contemplar cómo la práctica totalidad de la gama de Speedo, patrocinadora de la FINA, está en la lista ‘buena’. Y la tercera y definitiva particularidad de este proceso es la omisión de cualquier dato relevante al estudio. No sabemos ni cómo se hizo, ni que se le exigía al bañador. Todo huele a un ‘tú sí, tú no’ de una discoteca en hora punta.

Está claro que los bañadores han sido básicos para la gran oleada de récords que han asolado el mundo de la natación. Pero es que uno de los dos bañadores más polémicos, el Jaked 01, había sido homologado hace menos de un año. A Italia le fue muy bien en Pekín. ¿Acaso entonces eran diferentes que ahora? Todo suena muy mal y Speedo podría tener algo que ver. En fin, un varapalo para la pequeña empresa italiana y para Arena, diseñadora del C-Glide volador. Ya se rumorea que los deportistas vestirán bermudas y bikinis en los próximos mundiales de Roma.

Lo que no se puede permitir es que no se den por válidos los récords obtenidos con dichos bañadores prohibidos, denominados ‘mágicos’ en el mundillo. Hasta ahora, la FINA no ha homologado varios récords mundiales, alegando la espera del control antidopaje. Es decir, dando largas a la situación. Lo cierto es que resulta incomprensible no dar validez a unos resultados obtenidos con un bañador legal en el momento de la competición. Sería un chiste ¿no creen?

Lo que no es un chiste es el notable aumento de flotabilidad que otorgan los nuevos trajes de poliuretano y de neopreno. El efecto físico es claro: el material impermeable encierra aire entre el cuerpo del nadador y su bañador, creando un ‘efecto burbuja’ que le ayuda a flotar. Para 2010 si se ha pronunciado la FINA: el bañador no podrá ser impermeable en más del 50% de su superficie. Así quedan claras las cosas. Pero en la retirada tan drástica y repentina de esta temporada, y sin saber si los récords anteriores serán válidos… no, así no. Ahí habéis patinado en Lausana.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris