Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La pasión y la ceguera

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 23 de mayo de 2009, 14:06 h (CET)
Un arma, la pasión, notablemente poderosa y contagiosa que, consecuentemente, ha de ser manejada sabiamente. Cuando hacemos un recorrido con la pasión por bandera, conviene tenerla bajo control, no permitir que obnubile nuestra razón, a la culminación sí debemos desentendernos y permitir que la obnubilación dé plena libertad al arrebato. Sería éste un proceder sensato.

Desde luego su carencia es un aspecto menos peligroso que su tenencia descontrolada, pero negativo en cualquier personalidad. Un amante sin pasión sumirá a su pareja en perpetua frustración; de la misma forma que una pasión sin control será un adiós desolador al saltarse un sentido cómo estás, mi amor.

Su efectividad es tan manifiesta que ocupa el primer mandamiento en las leyes de algunas profesiones. Tal ocurre, por ejemplo, en la prostitución y la política. Los/las profesionales de ambos oficios han de poseer unas especiales dotes histriónicas, pues, apasionados o no, hay instantes en que no pueden dejar de parecerlo, su éxito depende de ello, ¡y! sobre todo, cuando fingen no será suficiente que lo hagan bien, han de tener una actuación perfecta, pues, en esta materia, por los efectos que causa en los receptores la parodia, no hay notas intermedias, o diez o cero Zapatero.

Pocas cosas habrá más ridículas que un orgasmo fingido, y pocas cosas más hirientes para el coprotagonista al que va dedicado cuando éste se da cuenta del engaño. Aunque ya se sabe, no habiendo peor ciego que el que no quiere ver, a algunos les basta con cerrar los ojos para creer.

Siendo absolutamente inexistente mi experiencia en este aspecto, puedo sin embargo entenderlo perfectamente cada vez que oigo discursear al Presidente, con sus palabras vacías, visionando monstruos de reciente aparición cuya creación, sin embargo, adjudica a la oposición, ente maléfico que no podrá destruir España ni hundir en la miseria a los españoles, felonía que ¡jamás! permitirá su Gobierno que luchará con fervoroso, y dadivoso – dádivas que antes de dar va a quitar - denuedo contra la maligna oposición, como ya lo ha demostrado con medidas sin par, los 400 y 2500 euros por nacimiento y otras, y ahora ¡un ordenador portátil para cada alumno de 5ª de Primaria! ¡ahí es nada! De dónde lo irá a sacar, porque a los que compramos en los chinos ya no se nos puede estrujar más, a los que compran de marca no va a joderlos mucho porque pueden comprar hasta decisiones, de reducir la nómina del personal ni hablar y cortar las “ayudas” a sus condicionados incondicionales nanay, así que…¿pensará hacer como Idi Amin, ordenar un doble turno en La Fábrica Nacional de Moneda? No me extrañaría, ¡y lo que es mucho más horrible: igual los que le apoyan lo considerarían una idea genial!

Y así va desgranando sus ocurrencias, con estudiadas gesticulaciones contundentes, al tiempo que su impostada voz camina en ridículo in crescendo buscando una no menos ridícula apoteosis final. Hay que tener tragaderas.

Noticias relacionadas

Abandonados y denostados aquellos que se sacrificaron por la democracia

La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos.” Norman Cousins

Jacinda Ardern le demuestra a Trump qué es el liderazgo

El presidente Trump llamó a la primera ministra de Nueva Zelanda para expresarle sus condolencias

El Día del Padre Gitano

La familia es la piedra angular de nuestra existencia

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris