Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Política   26J   -   Sección:   Opinión

Coalición electoral y sorpasso

Los dirigentes de Podemos y de Izquierda Unida piensan que pueden ser la primera fuerza de la izquierda
José Manuel López García
martes, 10 de mayo de 2016, 09:58 h (CET)
Podemos aspira con la ayuda de Izquierda Unida a adelantar en los resultados electorales al Partido Socialista. Es el denominado sorpasso. Aunque, si se hace caso a lo que muestran los sondeos, puede ser que no se logre. En cualquier caso, lo que parece más probable, de cara a las próximas elecciones de junio, es que el logrado acuerdo electoral propicie, como mínimo, que los resultados electorales de los partidos de Iglesias y Garzón se queden, aproximadamente, a cinco escaños del resultado de los socialistas en las pasadas elecciones. De todos modos, es evidente que todo esto son pronósticos y estimaciones, y puede haber cambios considerables en la intención de voto, en el tiempo que resta para el 26 de junio.

Está claro que los dirigentes de Podemos y de Izquierda Unida piensan que pueden ser la primera fuerza de la izquierda. Y aunque podría ser, nadie puede saber que sucederá. Desde el partido Popular estiman que el rival a vencer es Podemos. El supuesto radicalismo absoluto de Podemos, en mi opinión, no es tal.

Además, si una coalición progresista liderada por Iglesias y Garzón llega al poder, se podría iniciar la aplicación de un programa político que tendría que contar con el apoyo de otras fuerzas parlamentarias y, si esto no fuera posible, siempre se podría negociar, y llegar a acuerdos.

Según la encuesta del CIS, Podemos tendrá peores resultados que en el 20D. Aunque de aquí a junio, pueden producirse acontecimientos que cambien, sustancialmente, los resultados de las elecciones. La misma precampaña electoral, y la misma campaña pueden modificar los porcentajes de votos que van a recibir los diferentes partidos. Y todo esto hay que contemplarlo y valorarlo.

Según algunos, el temido sorpasso puede beneficiar a Pedro Sánchez, porque puede pedir los votos para alejarse del radicalismo de Podemos, insistiendo en la sensatez de la política económica del partido socialista. Ahora bien, es clarificador lo que ha dicho Iñigo Errejón respecto al pacto con Izquierda Unida: «No estamos negociando una confluencia, sino echarnos una mano». Claro, porque es la única oportunidad para formar una coalición progresista que pueda conseguir el poder para aplicar un programa social que ayude, de verdad, a los que más lo necesitan en nuestro país.

Por otra parte, la corrupción que ha sido descubierta en la Comunidad Valenciana gobernada por el PP, aunque es todavía presunta, si se piensa en la información que ya está siendo publicada en los medios de comunicación, y que supone que se ha defraudado dinero, y amañado contratos, adjudicaciones, etc., por más del doble de la cantidad de la Gürtel, da mucho que pensar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris