Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

JR que amenaza a Aguirre, ¿no debiera apuntar a ZP?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 23 de mayo de 2009, 08:34 h (CET)
Cuando, en un país, se empiezan a producir hechos que indican a las claras que de lo que se trata es de acabar, desprestigiar, poner en la picota o amedrentar, sin ningún beneficio para los ciudadanos ni otra intención que la de poner en dificultades al enemigo político, al que hay que abatir y arrasar para así poder ocupar su lugar; es evidente que hay algo que no funciona en el engranaje democrático de la nación. Pero cuando se actúa, precisamente, en contra una comunidad a la que el Gobierno de la nación le tiene puesta la proa encima, se la discrimina a la hora de darle subvenciones, se la castiga trasladando a ella la mayor parte de los inmigrantes que la gran “proeza” del señor Caldera nos trajo desde Canarias y otras procedencias y, a pesar de ello, su presidenta, la señora Aguirre, ha conseguido que las cosas funcionen bien, que capeé con lances ajustados las dificultades de la crisis y que se permita gestos como el de mejorar en un punto la desgravación por adquisición de la vivienda; entonces, señores, no se puede negar que estamos ante un acto de vileza injustificable y oportunista, por parte de aquellos que, como el conocido Vellido Dolfos, no buscan beneficiar a los obreros a los que debieran ayudar, ni tampoco conseguir que se rectifique una actitud impropia del gobierno de la comunidad, sino que aquí se trata de darle una mano al Gobierno, desviar la atención de los trabajadores, cuyos puestos peligran, y de aquellos que ya los han perdido como efecto de la crisis, de la diana que representan aquellos que son los verdaderos culpables de que nos encontremos en la grave situación en la que estamos: el gobierno del señor Rodríguez Zapatero.

Ni la comunidad madrileña es de las que más están afectadas por la recesión, ni su presidenta la que menos ha hecho para favorecer a sus ciudadanos ni el Gobierno de la nación el que más ayudas le ha dado para que pueda atender a los inmigrantes que les ha endosado ni la que haya sido más favorecida en infraestructuras ( las que hay se las tenido que agenciar ellos mismos, con sus recursos) ni, por supuesto, aquella mejor tratada por los ministros del señor Zapatero, que no pierden ocasión de cargar las tintas contra cualquier actuación de la señora Presidenta, a la que reconocen como una peligrosa rival política y, por tanto, contra la que deben dirigir su artillería pesada. Empezaron con el tema de los espías y,como no pudieron culminar la jugada, han emprendido desde las filas socialistas una campaña de acoso y derribo contra doña Esperanza Aguirre que, solo ella, una mujer de armas tomar, ha sido capaz de resistir y, además, contraatacar con ánimo y eficacia. Pero lo peor de todo este sucio asunto es que, la señora presidenta de la comunidad madrileña, como un sosia de doña Urraca de León y Castilla, tiene que sufrir traiciones de propios y extraños, como quedó demostrado con la indiferencia, sino complicidad, mostrada por Rajoy y Gallardón ante la ofensiva de los socialistas en contra de ella.

Pues, hete aquí, que los de la UGT de Madrid, seguramente aleccionados por la trupe socialista, debieron pensar que era conveniente poner al frente de la secretaría de UGT en la capital, a un agitador nato, mejor si fuera mal hablado y, por supuesto, capaz de mentir con el convencimiento del que está diciendo la verdad. Así, el tal J.R. Martínez, en adelante JR en recuerdo del truculento personaje de la serie de televisión “Dallas”, entró en tromba, cual búfalo desbocado, para cebarse en la figura de doña Esperanza, utilizando todos los tópicos, inexactitudes, latiguillos, inconveniencias y desplantes propios de estos personajillos de tres al cuarto, que nunca hubieran pensado salir del tajo pero, con esa modalidad inventada por los sindicatos, de la casta de los “liberados” ( estos que nunca trabajan y siempre te los encuentras tramando maldades contra los empresarios), trepando y trepando llegan a convertirse en lo que, el refrán, califica como “asno cargado de letras”, es decir, para entendernos, en alguien a quien le va ancha la poltrona. El caso es que, encorajinado, el sujeto no paró barras en desbarrar a gusto y, tanto se creció en el intento, que hasta amenazó a la Presidenta con plantearle, junto con CC.OO, una huelga general de las de no te menees. ¡Claro que luego puntualizó que no era una amenaza, qué va!, sin duda era un cumplido pero, eso sí, con muy mala intención.

Ahora debiéramos reflexionar un poco sobre esta pobre y deslucida representación de los socialistas, que por absurda y grotesca, debiera causarle vergüenza a quien se la ha sacado de la manga. Vamos a ver, ¿dónde es que hay más desempleo de toda España?, pues, en Andalucía sin duda, también en Barcelona y en otras comunidades donde los socialistas tiene vara alta. ¿Son Madrid y Valencia, las comunidades donde peor están los trabajadores? Pues, evidentemente, no. Entonces ¿a qué viene que sea en dichas comunidades donde más inconformistas y amenazadores se muestran los sindicatos? Pues es muy fácil de adivinar, porque están gobernadas, desde hace años por el PP y la hoz y el martillo socialistas siempre, a la hora de las elecciones, se han topado con la armadura de acero de los populares, que ha resistido con éxito todos sus embates.

¿Por qué este batallador JR, de la UGT no va a armarles follón a los socialistas de Andalucía, para que solucionen la crisis y den trabajo a los desempleados de la comunidad? o ¿por qué, si es que le deja Montilla, no va a Barcelona a pedir que se levanten los parados en contra del Tripartit? Elemental, querido Watson, porque los de la misma especie, en la naturaleza, no se suelen agredir entre ellos, y a nadie del PSOE le interesaría que el sindicato, al que tienen sobradamente “engrasado” para que se esté quieto y mantenga dentro del redil a los trabajadores, fuera a armarles un pitote en sus propios dominios. Pero resulta tan burda la maniobra, tan evidente y desangelada que mucho me temo que, entre los propios madrileños, como ocurrió en Valencia, este simulacro de celo sindical sea tomado a broma y sirva para que la gente sensata, que en la comunidad es la mayoría, no se deje engañar; y diría aún más, es muy probable que se genere un sentimiento de desprecio y repulsión en contra de la utilización por UGT y CC.OO ( si es que se adhieren a la propuesta de UGT) que favorezca, aún mas, a la actual Presidenta. Otra cosa será ver la actitud del PP del señor Rajoy y de sus “estrellas” mediáticas, la sílfide de las revistas, Soraya Saenz y la Cospedal, ante un ataque tan descarado e injustificado como han perpetrado los socialistas,con la obvia intención de poner en apuros a doña Esperanza. ¿Podrá más el afán de deshacerse de ella o, por fin, predominará, en Rajoy y el PP, la decencia y acudirán en su defensa? La solución: en los días venideros.

Noticias relacionadas

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos

El anti-europeísmo de Puigdemont

J. Catalán, Girona

Elogio a Arturo Pérez Reverte

A. Alonso, Madrid

Ladrones de Sijena, como del 1-O

F. Gomis, Barcelona

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris