Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Bye, Pedja

Antonio Pérez
Antonio Pérez Gómez
jueves, 21 de mayo de 2009, 23:27 h (CET)
Mijatovic ha pasado a mejor vida, deportivamente hablando. Ha sido la primera víctima de la limpia que se prevé, tras una planificación deportiva deficiente y a ratos incluso sonrojante. Dicha limpia se espera como agua de Mayo, aunque nunca será del calado e intensidad que el aficionado desea. El madridista anhela una reforma que afecte las esferas más altas del club, como un viento regenerador que barra hasta el último rincón de la casa blanca.

Y estoy tan seguro de ello porque lo que el Madrid necesita no es tan sólo un cambio de hombres en su cúpula directiva. El Madrid necesita una reorientación total de sus estructuras. Un cambio radical no sólo de puestos, sino de filosofía.

Miren al Barça. Lleva años (desde el Dream Team de Cruyff) practicando (o intentándolo) un juego de ángeles. Todos los jugadores, toda su política de fichajes y cantera, todos sus directores deportivos y todos sus técnicos se mueven dentro de una filosofía que se ha convertido, para orgullo de los culés y oprobio de los que no lo son, en una auténtica idiosincrasia. El juego holandés: combinativo, elegante, de ataque, el tiki-taca, para entendernos.

El R. Madrid carece de esa idea rectora. Cualquier persona que esté familiarizado con los certificados de calidad, excelencia y mejora continua, sabrá que para establecer unos parámetros de mejora, son esenciales las ideas de visión, misión y estrategia. El R. Madrid CF carece de ellos. La planificación estructural es una utopía en Concha Espina. De hecho, el Madrid se mueve a pulsiones. A capricho del entrenador de turno, del director deportivo de turno o del presidente de turno.

Ahora viene Florentino con la chequera hirviendo. Ya lo hizo en su anterior etapa, agrupó un elenco de brillantes nombres que surtieron interesantes frutos (tampoco tantos, nos engañemos, que el anterior presidente, Lorenzo Sanz, ganó tantos títulos como Florentino). Pero esos éxitos fueron más bien el fruto de una acumulación de estrellas sin un sentido concreto. Una legión de cracks vende-camisetas que supieron acoplarse y vencer títulos.

Por encima de todo sobrevolaban dos personajes que le daban credibilidad y futbolería al proyecto y que sí hubieran sido capaces de representar esa identidad que el Madrid perdió hace mucho. Valdano, como supuesto ideólogo y sustento intelectual del club y Del Bosque, como ejemplo de las virtudes edificantes de siempre. Pero fracasaron. Del Bosque fue cesado por un ataque de falta de glamour. Y Valdano fracasó en su intento de dar urdimbre a la trama de Florentino con aquello de los “Zidanes y Pavones”

Florentino vuelve (no puedo imaginar quien votará, por ejemplo, a Onieva), y seguramente vuelve con Valdano. Los mimbres para intentar algo grande. Pero algo me dice que de nuevo se buscarán los efectos más que las causas. ¿Por qué? Porque una vez más habrá urgencias por resultados inmediatos en una carrera que sacrificará la planificación a medio y largo plazo por un título o dos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris